Mostrando entradas con la etiqueta ORACIONES. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ORACIONES. Mostrar todas las entradas

viernes, 31 de marzo de 2017

ORACIÓN DEL ACÓLITO



Oración del Acólito


Señor Jesús,
gracias por que te fijaste en mí
y me haz llamado para ser tu servidor
en la liturgia de la Iglesia.


Quiero ser tu amigo,
y entregarme siempre
con alegría y responsabilidad.
Quiero alabarte con mi entrega generosa y fiel.


Enséñame, Señor, a amarte cada día
y a dar testimonio de tu amor.
Ayúdame a ser un buen estudiante,
a ser servicial en la Iglesia,
con mi familiay en todo lugar.


Virgen María,
haz que sea un buen Acólito;
humilde, auténtico y puntual.
Enséñame a rezar
y a parecerme a tu hijo Jesús.


Amén

miércoles, 15 de marzo de 2017

ORAS POR LOS DIFUNTOS?


¿Oras por los difuntos?




Las almas del Purgatorio no pueden ya hacer nada en su propio favor, porque con la muerte termina el tiempo de expiar y purificarse. Si los vivos no rezan por ellas, quedan abandonadas. Nosotros tenemos el inmenso poder de aliviarlas. Mientras estamos vivos podemos reparar el mal que hayamos hecho. Pero a menudo no le damos importancia.

San Juan Macías, hermano dominico, tenía una gran caridad con las almas del Purgatorio. ¡El obtuvo por sus oraciones (principalmente por la recitación del santo Rosario) la liberación de un millón cuatrocientas mil almas! En retribución, él consiguió para sí mismo las más abundantes y extraordinarias gracias; y esas almas vinieron a consolarlo en su lecho de muerte y a acompañarlo hasta el Cielo. Este hecho es tan cierto que fue insertado por la Iglesia en el decreto de su beatificación.

Cuando las almas benditas son liberadas de sus penas y gozan la beatitud del Cielo, no olvidan a sus amigos de la Tierra: su gratitud no conoce límites. Postradas ante Dios, no cesan de orar por sus bienhechores. Santa Catalina de Bologna dice: "He recibido muchos favores de los Santos, pero mucho más grandes de las almas del Purgatorio". Orar por los difuntos es una excelente obra de misericordia.


* Enviado por el P. Natalio

miércoles, 20 de agosto de 2014

ORACIÓN A JESÚS DE NAZARETH



ORACIÓN A JESÚS DE NAZARETH

Oh Jesús:
Aquí tienes mi cabeza para conocerte.
Aquí tienes mi lengua para ensalzarte.
Aquí tienes mis manos para servirte.
Aquí tienes mis rodillas para adorarte.
Aquí tienes mis pies para seguirte.
Aquí tienes mi corazón para amarte.

Amén.

sábado, 21 de junio de 2014

ORACIÓN ANTE LA TRISTEZA


ORACIÓN ANTE LA TRISTEZA

Hoy señor me siento triste
muy cansado de luchar
pero se que con tu ayuda
todo esto PASARA

Hoy debo luchar conmigo
aceptar como son los demás
pero se que con tu ayuda
todo esto PASARA

Si no es buena mi salud
y no veo brillar el sol
yo se que con tu ayuda
todo esto PASARA

Dame Señor fortaleza
llena mi vida de amor
porque se que con tu ayuda
todo esto PASARA.

Amen.

martes, 6 de mayo de 2014

ORACIÓN PARA TIEMPOS DIFÍCILES

 
Oración para Tiempos Difíciles

Señor mío,
A pesar de las tinieblas, te pido el don de la alegría. A pesar de las dificultades y del sufrimiento, te quiero más que nunca y espero  sólo en Ti.

Por favor, no me dejes. Ayúdame a sacar fruto abundante de este momento dificil. No dejes que caiga en la tristeza  o en la angustia. No entiendo, no puedo... pero soy hijo tuyo. Líbrame de esta contrariedad. Si quieres, si lo ves conveniente.

Y hasta que ese momento llegue quiero  abandonarme a ella, seguir tu ejemplo redentor, abrazándome a tu Cruz, junto a María. Porque ya no quiero ni deseo otra cosa que no sea tu voluntad. Para resucitar siepre a la misericordia de tu amor infinito, amén.





sábado, 29 de marzo de 2014

BENDICIÓN CATÓLICA PARA LA CASA


BENDICIÓN CATÓLICA PARA LA CASA.

Que la bendición de Dios descienda sobre esta casa y sobre todos los que en ella viven.  
Que la gracia del Espíritu Santo los santifique a todos!
Que el nombre en el que esta toda la salvación,
el Santísimo y dulce nombre de Jesús,
derrame en rica medida salvación
y bendición sobre esta casa
y sobretodo lo que existe en ella.
 
La Virgen santísima y Madre de Dios, María,
 cele con cuidado maternal por todos
 y los preserve de todo mal
del cuerpo y del alma.
 
Que la intercesión poderosa del glorioso San José
conceda a nuestros trabajos feliz prosperidad
y muchas compensaciones por nuestros sufrimientos.
 
Que los santos ángeles de la guarda quieran proteger a todos en esta casa contra las celadas del enemigo maligno y que eleven con seguridad a todos a la patria celestial.
 
Que la bendición de Dios omnipotente,
 Padre, Hijo y Espíritu Santo,
descienda sobre nosotros y
permanezca para siempre con nosotros.
 
Amen.

lunes, 17 de marzo de 2014

ORACIÓN POR LOS NIÑOS


ORACIÓN POR LOS NIÑOS

Padre te pedimos que cada niño tenga a su lado un adulto que lo proteja y lo ayude a crecer rodeado de verdadero amor espiritual.
Que a ningún niño le falta alimento, vivienda y asistencia médica.

Que puedan estudiar y jugar. Que siempre tengan ayuda en momentos de dificultad Y estén acompañados en sus sufrimientos.
Padre que no los abandonemos, Que no se vean nunca más en la necesidad de realizar tareas que no corresponden a su edad.

Te pedimos que nos ilumines para encontrar los caminos que los lleven a conocerte y a seguir tus enseñanzas.
En estos tiempos de individualismo, agresión y violencia,
ayúdanos a ser testimonio de la vida que Tú nos diste encarnándote.

Que vivamos solidariamente el "ama a tu prójimo
como a ti mismo". Porque el que ama, da.
Que esta sea nuestra herencia para todos los niños del mundo:
Si todos amaramos Una nueva cultura aparecería en la tierra
"la cultura del dar" la única que hace al ser humano realmente libre, feliz.

La única que los acerca a tu Reino.
Y, padre colma los corazones de los niños del valor necesario para construir un mundo donde la justicia, la paz y el amor sean verdad.
Así sea por los siglos de los siglos… Amén.

jueves, 13 de marzo de 2014

ORACIÓN POR LAS MADRES

ORACIÓN POR LAS MADRES

Señor: tu también tienes una Madre. La tuya está en el cielo. Es María, pero en algún tiempo estuvo en la tierra. Ayúdanos. pues, a pedir por nuestras madres, aunque tu no necesitas pedir por la tuya. Ellas -nuestras madres- siempre están pidiendo por nosotros. Justo es que nosotros alguna vez pidamos por ellas.

De las madres se han dicho cosas bellísimas. Todas se las merecen ellas.
Ojalá nunca pudiera decirse nada malo de las madres. Sin embargo..., y para que no se diga. Señor. concédenos madres que sepan cuál es e1 fin principal de ellas: la maternidad. Que jamás traicionen esa misión tan maravillosa.

Concédenos madres que sepan amar a sus hijos con amor intenso, con amor cristiano. El amor de instinto no basta.
Que amen a Dios en sus hijos. Que todo su amor sea para encaminarlos a Él.
Con amor que lleve hasta el sacrificio. La madre debe ser toda para sus hijos. Tiene que ser capaz de sacrificar por ellos su cuerpo, su belleza.
Olvidarse de todo menos de que es madre.

Siempre para sus hijos. No sólo madre al traerlos al mundo, si no siempre. Hasta la muerte.
Que críen a sus hijos con esmero y delicadeza, y que sean ellas quienes los eduquen directamente. No hay pretexto que las exima de ese deber.

Educándolos. vigilándolos; con una educación completa, con una vigilancia llena de amor y caridad.
Haz, Señor, que el modelo de nuestras madres sea tu Madre bendita. Que la protectora de nuestras madres sea ella, Maria. Que a ella acudan en sus afanes. Que a ella imiten en sus acciones. Ella, Maria, tu Madre -también nuestra Madre- siguió todos tus pasos, sin dejar un instante de manifestar.. Madre. Así necesitamos a nuestras madres: ¡siempre madres!

Lo más sublime de una mujer es ser madre buena.
Señor, haz que así sean ellas. Amén.

martes, 25 de febrero de 2014

OREMOS POR VENEZUELA


Oración por Venezuela 

Jesucristo, Señor nuestro, acudimos a ti en esta hora de tantas 
necesidades en nuestra patria. Nos sentimos inquietos y esperanzados y  pedimos la fortaleza como don precioso de tu Espíritu. Anhelamos ser un  pueblo identificado con el respeto a la dignidad humana, la verdad, la  libertad, la justicia y el compromiso por el bien común. 

Como hijos de Dios danos la capacidad de construir la convivencia 
fraterna, amando a todos sin excluir a nadie, solidarizándonos con los  pobres y trabajando por la reconciliación y la paz. 

Concédenos la sabiduría del diálogo y del encuentro, para que juntos  construyamos la “Civilización del Amor”, a través de una real  participación y de una solidaridad fraterna. Tu nos convocas como  nación y te decimos: Aquí estamos, Señor, junto a nuestra Madre, María  de Coromoto, para seguir el camino emprendido y testimoniar la fe de un pueblo que se abre a una Nueva Esperanza. 

Por eso todos juntos  gritamos: ¡Venezuela! ¡Vive y camina con Jesucristo, Señor de la historia! 
Amén.

jueves, 13 de febrero de 2014

ORACIÓN POR LAS MADRES

ORACIÓN POR LAS MADRES

Señor: tu también tienes una Madre. La tuya está en el cielo. Es María, pero en algún tiempo estuvo en la tierra. Ayúdanos. pues, a pedir por nuestras madres, aunque tu no necesitas pedir por la tuya. Ellas -nuestras madres- siempre están pidiendo por nosotros. Justo es que nosotros alguna vez pidamos por ellas.

De las madres se han dicho cosas bellísimas. Todas se las merecen ellas.
Ojalá nunca pudiera decirse nada malo de las madres. Sin embargo..., y para que no se diga. Señor. concédenos madres que sepan cuál es e1 fin principal de ellas: la maternidad. Que jamás traicionen esa misión tan maravillosa.

Concédenos madres que sepan amar a sus hijos con amor intenso, con amor cristiano. El amor de instinto no basta.
Que amen a Dios en sus hijos. Que todo su amor sea para encaminarlos a Él.
Con amor que lleve hasta el sacrificio. La madre debe ser toda para sus hijos. Tiene que ser capaz de sacrificar por ellos su cuerpo, su belleza.
Olvidarse de todo menos de que es madre.

Siempre para sus hijos. No sólo madre al traerlos al mundo, si no siempre. Hasta la muerte.
Que críen a sus hijos con esmero y delicadeza, y que sean ellas quienes los eduquen directamente. No hay pretexto que las exima de ese deber.

Educándolos. vigilándolos; con una educación completa, con una vigilancia llena de amor y caridad.
Haz, Señor, que el modelo de nuestras madres sea tu Madre bendita. Que la protectora de nuestras madres sea ella, Maria. Que a ella acudan en sus afanes. Que a ella imiten en sus acciones. Ella, Maria, tu Madre -también nuestra Madre- siguió todos tus pasos, sin dejar un instante de manifestar.. Madre. Así necesitamos a nuestras madres: ¡siempre madres!

Lo más sublime de una mujer es ser madre buena.
Señor, haz que así sean ellas. Amén.

sábado, 8 de febrero de 2014

ORACIÓN DEL ENFERMO

ORACIÓN DEL ENFERMO

¡Oh Dios!, de mi debilidad y mi fortaleza,
de mi tristeza y de mi alegría,
de mi soledad y compañía,
de mi incertidumbre y esperanza.

En la noche de mi enfermedad
me pongo en tus manos de Padre:
Alumbra esta oscuridad con un rayo de tu Luz,
abre una rendija a mi esperanza,
llena con tu Presencia mi soledad.

Señor, que el sufrimiento no me aplaste,
para que también ahora
sienta el alivio de tu Amor
y sea agradecido a la generosidad
de cuantos sufren conmigo. Amén

viernes, 24 de enero de 2014

ORACIÓN POR LA CARIDAD


Oración por la Caridad

Oh, amado Jesús. Ayúdame a esparcir Tu fragancia por donde quiera que vaya.
Inunda mi alma con Tu Espíritu y Vida. Penetra y posee todo mi ser tan completamente, que mi vida entera sea un resplandor de la Tuya.
Brilla a través de mi y permanece tan dentro de mi, que cada alma con que me encuentre pueda sentir Tu presencia en la mía.
¡Permite que no me vean a mi sino solamente a Jesús! Quédate conmigo y empezaré a resplandecer como Tú, a brillar tanto que pueda ser una luz para los demás. La luz oh, Jesús, vendrá toda de Ti, nada de ella será mía; serás Tú quien resplandezca sobre los demás a través de mi. Brillando sobre quienes me rodean, permíteme alabarte como mas te gusta. Permíteme predicarte sin predicar, no con palabras sino a través de mi ejemplo, a través de la fuerza atractiva, de la influencia armoniosa de todo lo que haga, de la inefable plenitud del amor que existe en mi corazón por Ti.
Amen.

Madre Teresa de Calcuta

domingo, 19 de enero de 2014

ORACIÓN FRANCISCA POR LA PAZ



ORACIÓN FRANCISCA POR LA PAZ

¡Señor, haz de mí un instrumento de tu paz! 
Que allí donde haya odio, ponga yo amor; 
donde haya ofensa, ponga yo perdón; 
donde haya discordia, ponga yo unión; 
donde haya error, ponga yo verdad; 
donde haya duda, ponga yo fe; 
donde haya desesperación, ponga yo esperanza; 
donde haya tinieblas, ponga yo luz; 
donde haya tristeza, ponga yo alegría.

¡Oh, Maestro!, que no busque yo tanto 
ser consolado como consolar; 
ser comprendido, como comprender; 
ser amado, como amar.

Porque dando es como se recibe; 
olvidando, como se encuentra; 
perdonando, como se es perdonado; 
muriendo, como se resucita a la vida eterna.

miércoles, 8 de enero de 2014

¡DAME CALMA, SEÑOR¡


¡Dame calma, Señor!


Déjame sentir la honda paz presente en cada experiencia, la armonía de vivir.

Dame calma, Señor, de manera que pueda entrar en la honda paz dentro de mi corazón.

Dame paz de manera que vea la bendición escondida en todas las cosas.

Guárdame de palabras ociosas y vanas fantasías. Calma la carrera de mi mente para que mis pensamientos tengan la claridad y movimiento fácil del fresco aire que respiro. Busco la serenidad de un lago tranquilo, la fuerza de un roble, el incambiable sólido poder de las montañas.

Dame calma, Señor, para que pueda emplear tiempo en gozar la paz, en la belleza que has creado a mi alrededor.

Necesito tiempo para pensar, tiempo para considerar soluciones a problemas; tiempo para confortar mi interno ser y mi vida en amor y divino.

Amén.

martes, 7 de enero de 2014

ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL


Oración a San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel
defiéndenos en la batalla.
Sé nuestro amparo contra la perversidad
y acechanzas del demonio.
Reprímale Dios, pedimos suplicantes,
y tú, Príncipe de la Milicia Celestial
arroja en el infierno con tu divino poder
a satanás y demás espíritus malignos
que andan dispersos por el mundo
para perdición de las almas.
Amén

viernes, 3 de enero de 2014

SÚPLICA A SAN JOSÉ


  
SÚPLICA A SAN JOSÉ

José dulcísimo y Padre amantísimo de mi corazón, a ti te elijo como mi protector en vida y en muerte; y consagro a tu culto este día, en recompensa y satisfacción de los muchos que vanamente he dado al mundo, y a sus vanísimas vanidades. Yo te suplico con todo mi corazón que por tus siete dolores y goces me alcances de tu adoptivo Hijo Jesús y de tu verdadera esposa, María Santísima, la gracia de emplearlos a mucha honra y gloria suya, y en bien y provecho de mi alma. Alcánzame vivas luces para conocer la gravedad de mis culpas, lágrimas de contrición para llorarlas y detestarlas, propósitos firmes para no cometerlas más, fortaleza para resistir a las tentaciones, perseverancia para seguir el camino de la virtud; particularmente lo que te pido en esta oración:

 (hágase aquí la petición) 

y una cristiana disposición para morir bien. Esto es, Santo mío, lo que te suplico; y esto es lo que mediante tu poderosa intercesión, espero alcanzar de mi Dios y Señor, a quien deseo amar y servir, como tú lo amaste y serviste siempre, por siempre, y por una eternidad. Amén.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...