Mostrando entradas con la etiqueta TESTIMONIOS MARIANOS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta TESTIMONIOS MARIANOS. Mostrar todas las entradas

domingo, 22 de abril de 2018

SE CUMPLEN 112 AÑOS DEL PRODIGIO DE LA VIRGEN DOLOROSA EN ECUADOR

Se cumplen 112 años del prodigio de la Virgen Dolorosa en Ecuador
Redacción ACI Prensa



Han pasado 112 años desde que una litografía de la Virgen de la Dolorosa inexplicablemente abriera y cerrara los ojos ante un grupo de atónitos escolares.

En su visita a Ecuador en julio de 2015, el Papa Francisco rezó ante la imagen y celebró Misa a su lado.

Los 36 estudiantes del colegio San Gabriel de Quito, que cenaban en el comedor, contemplaron la noche del 20 de abril de 1906 a la Virgen de la Dolorosa que, dentro del cuadro colgado en una de las paredes, abría y cerraba los ojos.

Habían pasado poco más de 40 años del regreso de la Compañía de Jesús a Ecuador y de la reinstalación del centro educativo a su cargo.

Uno de los alumnos le avisó al sacerdote Andrés Roesh, prefecto de la escuela, y le indicó que se trataba de “un prodigio”.


El inexplicable evento duró alrededor de 15 minutos, y hay quienes sostienen que la imagen también derramó lágrimas.

Después de una exhaustiva investigación, la autoridad eclesiástica local decretó el 31 de mayo de ese año que “el hecho, verificado en el colegio de los jesuitas, está comprobado como materialmente cierto”.



“Por las circunstancias en que acaeció”, reza el decreto eclesial, lo ocurrido en el colegio San Gabriel con la imagen de la Virgen “no puede explicarse por causas naturales” ni “puede atribuirse a influjo diabólico”.

“En consecuencia, puede creérselo con fe puramente humana y, por lo mismo, puede prestarse a la imagen que lo ha ocasionado, el culto permitido por la Iglesia y acudir a ella con especial confianza”.

Con el paso de los años el colegio San Gabriel cambió de ubicación alejándose del centro histórico, pero llevaron la imagen a su nueva sede. El que fuera el comedor donde ocurrió el prodigio es hoy una capilla.


El Papa rezó ante la Virgen Dolorosa en Ecuador

Durante su visita apostólica a Ecuador a mediados de 2015, el Papa Francisco dejó un ramo de flores y rezó ante la imagen de la Virgen al interior de la Iglesia de la Compañía de Jesús.

En la Misa que presidió el Santo Padre en el Parque Bicentenario el 7 de julio, la imagen fue llevada en procesión y acompañó la celebración.





______________


Los primeros testigos del prodigio



Los alumnos internos del Colegio San Gabriel en 1906 eran sólo 36. Estaban entre 10 y 17 años. Durante la cena del 20 de abril de 1906, en la mesa más cercana al cuadro de la Virgen de los Dolores, colgada en la pared a 180 cms. del suelo, estaban tres niños de los que habían hecho recientemente la Primera Comunión. Uno de ellos, Carlos Herrmann hablaba con Jaime Chávez; mirando al cercano cuadro en la pared, notó que la Virgen movía los párpados, los abría y cerraba. Creyó que era una impresión suya, y asustado se cubrió los ojos con las manos. Luego dijo a Chávez: "Ve a la Virgen". Miró también éste, y vio el mismo prodigio. Ambos se arrodillaron entre la mesa y la banca, y rezaron… El hecho se fue corriendo entre los alumnos que reaccionan entre curiosos y devotos. Entre tanto avisan al P. Roesch y el H. Alberti que estaban en el mismo comedor.

viernes, 2 de marzo de 2018

JIM CAVIEZEL REVELA CÓMO EL ROSARIO LO AYUDÓ A INTERPRETAR A SAN LUCAS


Jim Caviezel revela cómo el Rosario lo ayudó a interpretar a San Lucas
Redacción ACI Prensa





San Pablo y San Lucas en la película “Pablo, Apóstol de Cristo” / Foto: Imágenes de difusión www.paulmovie.com
El actor Jim Caviezel reveló que el rezo del Rosario lo ayudó a interpretar el personaje de San Lucas en la película “Pablo, Apóstol de Cristo”, que se estrenará el 23 de marzo.

En declaraciones a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI – Caviezel recordó que el evangelista San Lucas “menciona a la Virgen María más que cualquier otro escritor” y que por eso utilizó el Rosario “para enfocarme, para orar”.  

El personaje de Caviezel, San Lucas, arriesgará su vida para atender al apóstol San Pablo, que está encarcelado y en espera de su sentencia de muerte, y a los cristianos en Roma, perseguidos por el emperador Nerón.

Al respecto, Caviezel –que también interpretó a Jesús de Nazaret en la película de Mel Gibson “La Pasión de Cristo” – dijo a CNA que le impresionó la figura de San Pablo en la etapa final de su vida, porque es “un anciano golpeado que está en la cárcel a la espera de su ejecución ¿Cómo puede este hombre ser una luz para el mundo?”.

“Pero es a menudo que a través de nuestras luchas, pruebas y tragedias llega el triunfo”, expresó el actor que se declara católico.

Por otro lado, Jim Caviezel explicó que el largometraje también destaca temas como la conversión y el perdón.


“La gran controversia de este film es perdonar a toda costa y eso no significa debilidad ni aceptación del mal. Significa encontrarse con el mal cara a cara… eso es lo difícil”, indicó.

“Algunos de los diálogos más poderosos se centran alrededor de lo que es la verdadera valentía. La valentía es un amor ardiente. El amor crea un cambio al encender una pasión en cada uno de nosotros”, prosiguió.

El actor relató que va “a Misa todos los días y la Eucaristía es Cristo en mí. Todo lo que hago siempre es con la ayuda del cielo. Eso dirige mi camino. Me guía. Es de donde obtuve mi talento. Lo que le devuelvo a Dios por lo que me ha dado... Él simplemente lo multiplica y lo bendice de una manera que nunca creí posible”.

También afirmó que tiene “una gran devoción por el patrón de los actores, San Ginés”.

El actor que interpreta a San Pablo, James Faulkner –quien apareció en series como “Juego de Tronos” y “Downton Abbey”– dijo a CNA que “estoy feliz de admitir que Jim es más devoto del cristianismo que yo y me he nutrido de su fe siempre que fue posible”.

Faulkner, que fue criado en la Iglesia de Inglaterra, comentó que se produjo un cambio en él tras “leer y releer las cartas de Pablo” cuando se preparaba para encarnar al santo.

“¿Tengo más humildad? Sí ¿Tengo más amor por mi prójimo? Sí ¿Hay una posibilidad de redención para mí? Sí, la hay”, reflexionó.

Señaló que a diferencia de su participación en “Juego de Tronos”, en el rodaje de “Pablo, Apóstol de Cristo” –escrita y dirigida por Andrew Hyatt– vivió “una experiencia extraordinaria al estar en un ambiente más simple, sentirme enteramente respaldado y amado por todos los que están alrededor”.


Una película dedicada a los cristianos perseguidos

Eric Groth, productor ejecutivo del film, afirmó que la película está dedicada a los cristianos perseguidos en el mundo.

“Estábamos escribiendo el guión durante los tiempos intensos del Estado Islámico (ISIS) y los problemas en Siria y Medio Oriente”, dijo a CNA.

Agregó que para guiar a los actores de la película, su equipo de trabajo reflexionó sobre “los mártires que a los largo de los siglos han entregado sus vidas”.

Traducido y adaptado por María Ximena Rondón. Publicado originalmente en CNA.

domingo, 12 de noviembre de 2017

NIÑOS DE 5 AÑOS AL QUE LLEVÓ UN IMPORTANTE MENSAJE DE LA VIRGEN AL PAPA PÍO XII


Niño de 5 años al que llevó un importante mensaje de la Virgen al Papa Pío XII
Gilles Bouhours tuvo una vida corta pero muy intensa y de unión con la Virgen



Por: n/a | Fuente: Religión en Libertad 





Murió muy joven pero desde muy pequeño tuvo una vida muy intensa y ligada a Dios y a la Virgen. La historia de Gilles Bouhours no es demasiado conocida fuera del mundo francófono pero Cari Filii News se hace eco de un reportaje de Portaluz del encarto que María le hizo para que llevara al Papa:
Gilles nació en Francia el año 1944, un 27 de noviembre,día en que se celebra la fiesta de la Medalla Milagrosa. Sin embargo no tendría una infancia y adolescencia plácida. La cruz sería un signo en la vida de este particular niño.
No cumplía un año de haber nacido, cuando los médicos diagnosticaron que Gilles padecía meningitis y encefalitis, dolencias cuya gravedad era entonces fatal. Pero la fe de una religiosa de las “Hermanitas de los Pobres”, Madeleine, amiga de la familia, conmovería la gracia de Dios. Siguiendo lo indicado por la mujer, los padres de Gilles situaron bajo la almohada donde reposaba el pequeño, una estampa y reliquia de Santa Teresa del Niño Jesús que la Hermana Madeleine les había entregado. Cumplieron también la recomendación de orar a Dios sin desfallecer. Pasadas tres noches y sin ver mejoría, la noche siguiente los venció el sueño. Al despertar el niño -que había sido desahuciado- respiraba con normalidad, ya no tenía fiebre y “un enrojecimiento en forma de T era visible en cada mejilla”, escribiría luego su padre Gabriel Bouhours.
Nadie dudó de la mediación de Santa Teresa del Niño Jesús y al poco tiempo viajaron a Lisieux para agradecer la sanación. En un escrito posterior, del 8 de septiembre de 1948, el doctor Dives, médico tratante, escribió a su colega el doctor Carrière: “Gilles salió con gran dificultad de este mal paso, aparentemente sin secuelas. En dos o tres ocasiones hizo después accidentes digestivos sin gravedad y me pareció en perfecta salud cuando la familia salió de Bergerac”.
Elegido por Dios, educado por la Virgen

El niño de forma espontánea comenzó a mostrar una devoción por la oración y ofrecimientos de penitencia, poco habitual para alguien que apenas había aprendido a hablar.


Pronto se haría evidente que Dios en su infinito misterio de misericordia le comenzaba a formar para una particular tarea. Y tendría por maestra nada menos que a la Santísima Virgen María.
Los biógrafos en diversos libros sobre la vida de Gilles Bouhours, citan que el niño testimonia haber tenido una primera aparición el 30 de septiembre de 1947 en Arcachon. “La Santísima Virgen tenía un vestido blanco, la cabeza cubierta con un velo amarillo”, describió el pequeño.
El 15 de agosto de 1948, una nueva visión fue descrita en detalle por el niño: “Veo como un gran botón (la tierra) y por encima, una gran bestia, como un lagarto con cola grande y piernas grandes. No muy lejos, veo como un caballero con plumas en la espalda”. Sin saberlo, el pequeño Gilles describía la presencia del arcángel San Miguel y al demonio.
Ese mismo día refiere haber visto nuevamente a la Santísima Virgen María -“vestida de azul pero sin velo”-, quien le pidió unirse a la procesión organizada por los peregrinos de Espis y cantara: “Con nosotros está la Reina”.
Durante su breve vida el pequeño Gilles continuaría viendo y escuchando a la Santísima Virgen María, animándole a orar para unirse a la lucha del arcángel San Miguel en beneficio de las almas.
Un secreto bien guardado

El 13 de diciembre, Gilles comunicó a su padre que la Santísima Virgen María le había confiado un “secreto” que debía comunicar sólo al Papa. Algo incrédulo Gabriel, el padre, le pidió le explicara en algo este asunto, pero el niño no vaciló en resistirse a decir algo.

Intentando hacerle desistir algunos días después el padre le sugirió al niño le explicara a la Virgen María que no tenía dinero para viajar a Roma. Así lo hizo Gilles y grande sería la sorpresa de Gabriel cuando el pequeño lo confrontó: “La Santísima Virgen María me ha dicho que sí tienes dinero para el viaje y no te preocupes por lo demás, todo se solucionará”.
Finalmente partieron a Roma y se hospedaron en un Colegio Mayor donde nada les cobraron por la estancia. Pudieron concertar entrevista para el jueves 10 de diciembre de 1949 a las 11 de la mañana. Sin embargo no fueron recibidos sino hasta el día 12 siguiente. Cuando Guilles se percató que la Audiencia no era privada sino junto a otras personas, se negó a decir nada.
Contrariado su padre regresó con el chico a Francia. Finalmente serían recibidos por el Papa Pio XII el 1 de mayo de 1950. En la audiencia el niño pidió al Papa quedarse a solas con él. Solo entonces Gilles se acercó al Santo Padre y le comunicó el mensaje:“La Santísima Virgen María no está muerta, ella ascendió al cielo con su cuerpo y alma“. El Papa se mostró visiblemente emocionado tras escuchar al pequeño.
El signo del cielo

En 1939 tras ser elegido Papa, una de las certezas de Pio XII era que debía proclamar el Dogma de la Asunción. Todos los estudios e investigaciones previas, los que él encargó, la propia tradición de la Iglesia confirmaban el anhelado dogma. Pero teólogos alemanes mantenían discrepancias. Para zanjar este asunto el 1 de mayo de 1946 Pio XII envió a “patriarcas, primados, arzobispos, obispos y otros ordinarios…” la encíclica Deiparae Virginis, consultando su parecer sobre la Asunción de María y propuesta de definición del dogma. Luego de esto –al decir de los cronistas- el Papa oró rogando a Dios un signo que dejara claro el asunto.


El pequeño Gilles Bouhours, señalan sus biógrafos, fue preparado y enviado por la Virgen María a presentar el signo que Papa Pio XII esperaba. El 1 de noviembre de 1950 Papa Pio XII proclamó el Dogma de la Asunción de la Virgen María en cuerpo y alma a los cielos en la constitución apostólica Munificentissimus Deus.
Luego, el 11 de octubre de 1954, en su encíclica Ad Caeli Reginamel Papa señaló la realeza universal de la Santísima Virgen María.
El 24 de febrero de 1960 Gilles enfermó sin que los médicos lograsen diagnosticar la causa del deterioro orgánico y tras recibir la Unción de los Enfermos, confesarse y comulgar, falleció. Era apenas un adolescente.
Sobre su tumba en el cementerio de la aldea Seilhan (departamento de Alto Garona Montréjeau), se encuentran grabadas estas palabras que él mismo pronunció: “Amad a Dios y a la Santísima Virgen. Ofrecedles todos vuestros sufrimientos. Y así recobraréis la paz del alma. Gilles”.

sábado, 2 de septiembre de 2017

NIÑA DE 5 AÑOS CONMUEVE A TODOS AL ELEGIR A LA VIRGEN MARÍA COMO TEMA DE CUMPLEAÑOS








Niña de 5 años conmueve a todos al elegir a la Virgen María como tema de cumpleaños




RÍO DE JANEIRO, 01 Sep. 17 / 06:22 pm (ACI).- En el marco del Año Nacional Mariano, celebrado en Brasil con ocasión del 300° aniversario del hallazgo de Nuestra Señora Aparecida, una niña decidió que esta devoción mariana sería el tema de su fiesta de cumpleaños y este gesto ha conmovido las redes sociales.


Elisandra Rauch dijo a ACI Digital –agencia en portugués del Grupo ACI–  que “ese amor” por la Madre de Dios surgió en su hija su Gloria María desde pequeña.

La niña cumplió cinco años el pasado 20 de julio y que en 2016 “ella dijo: ‘Quiero una fiesta de Nuestra Señora Aparecida mamita’. Así lo hicimos, en nuestra simplicidad. Hicimos que María fuese honrada en su fiesta de cinco años porque Glorita vino al mundo gracias a sus manos”.

Elisandra comentó que ella tenía dificultades para quedar embarazada porque sufría de problemas hormonales y de ovario poliquístico.

“Si no fuera por la intercesión de la Madre de Dios, este regalo no estaría con nosotros. Fui a los pies de María y le pedí ser madre. Le dije: ‘mándame a Gloria María o a Jonás Miguel’”, recordó.

Ella tenía la certeza de que “para Dios nada es imposible” y afirmó que “el milagro pasó por las manos de María” porque “Ella también es madre y me entendía”.

Elisandra, que vive en la localidad de Caxias do Sul, en el estado Rio Grande do Sul, contó que un día “estaba regresando de un encuentro con los amigos de Canção Nova, grupo del cual formo parte. En el camino paramos en Aparecida, en el estado de São Paulo”.

“Yo sabía que si le pedía a la Madre, el Hijo escucharía. Derramando lágrimas, a los pies de María le pedí su intercesión”, expresó y contó que después de un mes y medio descubrió que “estaba embarazada de un lindo regalo de Dios”.

Por esta razón, esta mujer consagró a Gloria María a la Virgen “desde que estaba en el vientre”.

“Amo a María y todos en mi casa tienen ese mismo amor ¿Sabe a quién ella (Gloria) mandó su primer beso? Fue a Nuestra Señora Aparecida”, recordó la madre.

Por lo tanto, en el cumpleaños de Gloria, “María estuvo presente como siempre”. La niña “rezó, recibió la bendición de los padrinos, tuvo amor, lloró de emoción, hubieron muchas risas y muchos juegos”.

Destacó que en la celebración “no hubo riqueza ni lujo, pero sí el amor de Dios que resplandecía en cada gesto”.

lunes, 10 de julio de 2017

HISTORIA SOBRE LAS VISIONES DE LA VIRGEN MARÍA


Historia sobre las Visiones de la Virgen María





Las Sagradas Escrituras, el Magisterio y la Tradición de la Iglesia Católica constituyen la única revelación obligatoria para los cristianos.

El fenómeno de las apariciones en la historia de la Iglesia se viene dando desde épocas muy antiguas.

El más antiguo que conocemos corresponde a la visión de la propia Virgen María (La Virgen del Pilar), aún viva, del apóstol Santiago en el año 40 d.c. junto a otros ocho testigos, a las orillas del Río Ebro, cerca de Zaragoza.

En el siglo III, San Gregorio Taumaturgo, obispo de Neocesarea, Asia Menor (+270), se le apareció la Virgen María para instruirlo en algunos misterios de la fe que él desconocía.

En el siglo IV (+397) San Martín de Tours y en el siglo VI, San Idelfonso de Toledo (+567), ambos explican que habían experimentado manifestaciones de la Madre de Dios, durante sus vidas.

En el siglo VII, el Papa San Gregorio Magno, nos cuenta que María se le apareció a una niña, para anunciarle su muerte próxima.

En el siglo VIII, San Juan Damasceno (+749) recobró la mano derecha por la intercesión de la Virgen María que se le apareció.

En 1208, la Madre de Dios en persona, le enseño a Sto. Domingo de Guzmán a rezar el Rosario y le exhortó a propagar esta devoción y a utilizarla como arma poderosa en contra de los enemigos de la fe.

En 1251, la Virgen María se le aparece a San Simón Stock en Cambridge, como respuesta a las súplicas de auxilio a la oprimida orden del carmelo.

Durante la Edad Media, surge una proliferación de visiones y profecías. Grandes santas recibieron la visita de la Santísima Virgen:

Santa Gertrudis, fueron muy aceptadas y leídas sus profecías (+1302).

Santa Ángela de Foligno (+1309).

Santa Brígida (+1373), sus revelaciones fueron de gran trascendencia.

Santa Catalina de Siena ( +1380).

Santa Juana de Arco con sus voces y visiones (+año 1431).

El día 12 de diciembre de 1531, se produce la aparición de Nuestra Señora de Guadalupe al indio San Juan Diego.

En el siglo XVI los abusos relacionados con las apariciones y fenómenos extraordinarios eran realmente numerosos. Frente a este panorama, se propugnaron dos posiciones contrapuestas:

Los defensores, como San Ignacio de Loyola ( +1556), en cuya vida los fenómenos extraordinarios serán fundamentales.
Los oponentes, como San Juan de la Cruz (+1591) y Santa Teresa de Jesús(+1582).

La Iglesia decidió tratar el asunto en el V Concilio de Letrán, celebrado en el año 1512. El concilio investigó, analizo y decidió que correspondía al Papa decidir si una aparición de la Virgen, se consideraba auténtica o no, así como autorizar su culto. Si alguna circunstancia urgente lo requería, podía permitirlo el obispo del lugar.

Será el cardenal Lambertini, más tarde nombrado papa con el nombre de Benedicto XIV, quién dará la respuesta definitiva a este problema. En 1783, dos años antes de ser nombrado papa, publicó un tratado titulado “ La Beatificación de los Siervos de Dios”. En él distinguía dos clases de revelaciones: la Revelación Pública,a la que Dios hizo al pueblo de Israel a lo largo de su historia, comenzando por Abraham y finalizando con la muerte de Jesucristo y la de sus apóstoles. Esta revelación duró unos 1900 años y ya ha concluido. Actualmenteestá recogida en la Biblia y se la considera obligatoria e imprescindible para la vida y la salvación de cualquier creyente cristiano.

Pero además puede darse que Dios, la Virgen María o algún Santo, quieran revelarle a un creyente algún mensaje personal. Estas son las denominadas Revelaciones Privadas, de las que Benedicto XIV, dice que aunque sean aprobadas por la Iglesia, no se les debe atribuir asentimiento obligatorio. Por lo tanto uno puede rechazarlas y negarse a aceptarlas. También el papa Pío X asumía y afirmaba esta misma actitud en la Encíclica Pascendi, del 8 de septiembre de 1907.

A partir del siglo XIX, entramos en la época de las grandes apariciones marianas, cuyas devociones son autorizadas por los obispos locales y recomendados por los Pontífices. Son ejemplo de ellas: La devoción a la medalla milagrosa (Sta. Catalina Labouré), La Salette, La Virgen de Lourdes (Sta. Bernardette Soubirous) y en el siglo XX: la Virgen de Fátima.

La Iglesia no se pronuncia oficialmente en el 90% de las veces que ocurre una aparición de este tipo, pues conserva extremada prudencia.

El número 67 del Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, nos advierte varias cosas:

1.Que no todo lo que dice recibir revelaciones sobrenaturales las recibe realmente, ni todos los mensajes vienen necesariamente de Dios.
2.Que los fieles deber saber discernir, guiados por el Magisterio de la Iglesia, entre las que son auténticas y las que no lo son.
3.No debemos esperar que la Iglesia se pronuncie sobre cada mensaje de la Virgen María, sino que somos los laicos quienes debemos aprender a diferenciar lo verdadero de lo falso.

Es oportuno aplicar siempre la siguiente regla de oro:

“Una revelación privada nunca puede contradecir a la Biblia,
la Revelación pública”.
(Fuente: De Jesús Aguliar, P. José, Artículo : Las apariciones marianas ¿creer o  no creer?)

EL CAMINO DE JUDY LANDRIEU KLEIN HACIA LA FE

El camino de Judy Landrieu Klein hacia la fe
Feminista radical, odiaba a los hombres, hija de la revolución sexual... hasta que conoció a María


Por: Javier Lozano | Fuente: CariFilii.es 



Judy Landrieu Klein es ahora una madre de cinco hijos y una incansable divulgadora católica pero su camino hasta aquí estuvo lleno de sufrimientos, de idas y venidas de la Iglesia así como una gran incomprensión hacia el catolicismo pese a pertenecer a él.

Pero fue la Virgen María la que le abrió las puertas de la Iglesia y de su interior, lo que provocó en ella un cambio radical en su vida pues todo cobró sentido y pudo reconciliarse con un pasado que no aceptaba.

Todo ello gracias a su consagración a la Virgen María que hizo según el método deSan Luis María de Montfort que dura 33 días y así “llegar a Jesús a través de María”. En ese momento, había vuelto a la Iglesia Católica tras un paso por grupos evangélicos y tras una juventud marcada por el feminismo y la revolución sexual pero seguía llena de heridas sin curar.
Esta experiencia la cuenta Judy en su libro Mary´s Way. Una amiga suya llamada Peggy había hecho esta consagración a María y le contó entusiasmada el impacto que le había producido y cómo le había cambiado. Con más curiosidad que convicción, Judy decidió también realizarla a ver qué pasaba. Pero nunca se imaginó que le cambiara la vida.
Influenciada por el feminismo y la revolución sexual
Recuerda que “habiendo vivido mi juventud en los años sesenta y setenta, adquirí muchas ideas inculcadas en nuestra cultura por los movimientos e ideologías de aquella época tales como que los hombres eran ‘cerdos machistas chovinistas’, que la ‘igualdad’ como mujer significaba vencer al hombre o que la ‘liberación sexual’ era la clave para la libertad y la felicidad personal”.

Ese poso quedó en ella incluso cuando volvió a la Iglesia pues tenía una herida muy grande que le marcó su feminidad: en el pasado había sido víctima de abusos, motivo por el cual odiaba a los hombres.


Por ello, tampoco aceptaba la idea de ser “sierva” como María.
Lo primero que experimentó fue el perdón al que abusó de ella
Pero lo primero que le pasó tras consagrarse a la Virgen fue experimentar “el perdón hacía los hombres que me habían dañado en mi vida, especialmente el que abusó de mí. Aunque había rezado durante años para perdonarle en obediencia a las palabras de Jesús todavía sentía ira hacia el agresor”.

Pero un día, recuerda, “me invadió de forma espontánea un sentido enorme de misericordia y perdón hacia él que me hizo caer de rodillas llorando, fue como si un río de dolor acumulado hubiera sido liberado de mi corazón”. Este hecho se produjo inmediatamente después de su consagración a María.

“Poco después comenzaron a darse en mí frutos inesperados y los bloqueos y distorsiones que había en mi mente y mi corazón comenzaron a caer como fichas de dominó”, cuenta Judy.
De este modo, esta estadounidense relata que “lo primero que desapareció fue mi fuerte resistencia a la autoridad de la Iglesia, y por extensión a los hombres que componen su jerarquía. Luego, la práctica de la anticoncepción, y con ella mis objeciones a estar abierta a la vida”. Y fue así como pudo ir aceptando de corazón los sacramentos y los dogmas.
“El ejemplo de María nos humaniza”
“Casi milagrosamente, lo que antes me parecía ridículo comenzó a tener un perfecto sentido, y empecé a notar un cambio interior respecto a la consideración de mí misma como mujer, un cambio que conllevó una profunda sanación de mis heridas y mis pecados sexuales”, afirma Judy Landrieu.

A su vez, se produjo en ella otro cambio importante: “se modificó mi percepción de María, a la que comencé a ver no sólo como una formidable mujer de fe, esperanza y amor, sino también como la mujer a la que todas las mujeres estamos llamadas a imitar, el ideal de feminidad al que deberíamos adherirnos”.
Por último, Judy asegura que “necesitamos a María porque su amor y ejemplo nos humaniza, nos ablanda y nos hace acoger mejor a Cristo. Ella nos enseña en carne y hueso lo que significa ser un portador de Cristo”.

jueves, 11 de mayo de 2017

ESTOS MELLIZOS SOBREVIVIERON GRACIAS A LA VIRGEN, AHORA ÉL ES SACERDOTE Y ELLA RELIGIOSA


Estos mellizos sobrevivieron gracias a la Virgen: Ahora él es sacerdote y ella religiosa
Por Bárbara Bustamante
 Crédito: Sandra Valenzuela



SANTIAGO, 10 May. 17 / 08:31 pm (ACI).- Un cuadro de neumonía mantuvo al borde de la muerte a dos hermanos mellizos, Mónica y Cristian Moya, pero luego de que su madre los consagrara a la Virgen María pudieron sobrevivir. Ahora él es sacerdote y ella acaba de hacer su profesión perpetua como religiosa.

Los mellizos nacieron el 15 de enero de 1974  en la provincia de San Antonio, Región de Valparaíso, en Chile.

En entrevista concedida a ACI Prensa, la hermana Mónica recordó que “cuando con mi hermano cumplimos 40 años, mi mamá nos reveló que cuando teníamos meses de vida estuvimos muy graves en el hospital”.

Un severo cuadro de neumonía los afectó cuando tenían alrededor de 3 meses y los médicos informaron a sus padres, Eliseo Moya y Teodora Huerta, “que una transfusión de sangre sería lo último que harían por nosotros”.

La madre, quien ya había sufrido la pérdida de su primer hijo de 1 año por una afección cardiaca, decidió consagrar a sus hijos a la Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora Purísima de lo Vásquez, muy conocida y querida en Chile.

“Mi mamá dice que lo único que le vino a la mente fue ofrecernos a la Virgen y dejarnos en sus manos. Después de eso ocurrió nuestra recuperación”, dijo la hermana.

Este hecho impactó en el corazón de la religiosa, quien afirmó que “a lo mejor uno lo puede mirar como una simple casualidad, pero ahora uno de sus hijos es sacerdote y otra religiosa, es como que la Virgen le cobró la palabra”.

Un detalle no menor, agregó la hermana, es que su hermano sacerdote “se preparó en el seminario que se encuentra al costado del Santuario” de Nuestra Señora Purísima de Lo Vásquez, el mismo templo al cual llegó su madre para suplicar por la recuperación de sus hijos.

La hermana Mónica Moya ingresó a los 30 años a la Congregación Hijas de Santa María de la Providencia, fundada por San Luis Guanella.

Para la religiosa, el ofrecimiento de su madre “me marcó mucho y me ha hecho pensar que el Señor se encargó de llevarme por este camino, en el que sin querer mis papás también contribuyeron a través de la oración, de la formación cristiana, de ellos mismos como matrimonio”.

Además de la Virgen María, la vocación de la religiosa también está fuertemente ligada a la figura de San José, patrono de su congregación y cuya solemnidad coincide con el día en que ingresó al postulantado, luego al noviciado y también cuando hizo sus primeros votos.

Por esta razón, la religiosa quiso pronunciar sus votos perpetuos el 19 de marzo, fiesta de San José, en una celebración que se hizo aún más especial al ser presidida por su hermano mellizo, el P. Cristian Moya.

viernes, 5 de mayo de 2017

EQUIPO DE FÚTBOL DE LIGA ESPAÑOLA OFRECE LOGRO A LA VIRGEN MARÍA


Equipo de fútbol sube a Primera División de Liga española y ofrece logro a la Virgen
Por Blanca Ruiz
 Foto: Archivalencia.



MADRID, 05 May. 17 / 02:10 pm (ACI).- Cientos de aficionados junto con los jugadores del equipo de fútbol Levante U.D acudieron a la Basílica de la Virgen de los Desamparados de Valencia (España), para agradecer a María el ascenso a la Primera División.

Según informó la Archidiócesis de Valencia, los jugadores, el cuerpo técnico y la directiva fueron recibidos por el Arzobispo de Valencia, Cardenal Antonio Cañizares; y el rector de la Basílica, P. Juan Bautista Antón.

“Habéis hecho una gran temporada porque habéis sido un equipo y hoy venís aquí porque sabéis que Dios y la Virgen de los Desamparados os han ayudado”, afirmó el Cardenal Cañizares al felicitar a los jugadores.

El Arzobispo de Valencia también apuntó que el ascenso a Primera División lo han conseguido por “la unidad del equipo” y les animó a partir siempre “del amor, como Cristo y la Virgen que nos invitan a amar a los demás”.

El Cardenal recordó que “el Levante es un equipo humilde y la Virgen, tal y como expresa en el Magníficat, es de los humildes”.

Según informa la agencia AVAN, el presidente del club Levante U.D, Quico Catalán, recordó que hace nueve meses vinieron para pedir la protección de la Virgen de los Desamparados. Dijo que fue entonces cuando pidió a la Virgen que “en los malos momentos nos llevaras en volandas, y hoy damos gracias por tu protección y por habernos dado a todos lucidez”.

Como muestra de agradecimiento a la Virgen por el ascenso a la categoría superior de la Liga española, los capitanes del Levante U.D ofrecieron una corona de flores con los colores del equipo y rezaron una oración.

viernes, 28 de octubre de 2016

EL ESPÍRITU Y LA SANTERÍA, TESTIMONIO DE LA VIDA REAL


El Espíritu y la Santería: Testimonio de la Vida Real
Pero tanto dio ese amigo que fui a su casa, y allí conocí a su señora, una gran persona y a varias más; y después de la presentaciones empezó la reunión. Había un vaso de agua en una mesita que tenía un mantel blanco y dentro del vaso un crucifijo. 



El Espíritu y la Santería: Testimonio de la Vida Real

Voy a tratar de relatarles de una manera sencilla, algunos aspectos de mi vida; en todo caso los más relacionados con mi vida religiosa y haciendo énfasis en la mistificación religiosa en que yo caí, buscando a Dios por un camino equivocado.

Pero gracias a la misericordia Divina encontré el camino recto, el camino de la verdad, y se obró en tan mí una conversión; conversión que ha ido creciendo y madurando a través de los años y fortaleciéndome espiritualmente. He llenado mí  pobre mente del verdadero significado de ser católico de ser hijo de Dios y templo vivo del Espíritu Santo, de sentir que la gracia de Dios me llena y reboza mi corazón, al saberme amado por un Dios que se nos entrega en la Eucaristía en la más sublime de las expresiones.

Hace 35 años había dejado mi patria obligado por la represión. Un mes después que yo llegué a EE.UU., todos mis compañeros cayeron bajo balas de la tiranía. Yo me sentí desconsolado no sólo por la pérdida de gente querida sino por haberlos dejado. Pensé, “qué cobarde soy”, y me preguntaba, “¿porqué ellos y yo no?”. La amargura llenaba mi alma y el odio tan profundo que sentía llenaba mis días. Mis nervios explotaban por cualquier cosa, tenía deseos de pelear, de desahogar mi furia con alguien. Así fue pasando el tiempo y un compañero de trabajo me invitó en varias ocasiones a reuniones que se celebraban en su casa y lo que hacían era rezar. Y yo me preguntaba, ¿rezar, si ya se me había olvidado cómo hacerlo, y además Dios tiene un mundo entero de gente, porqué se va fijar en mí?.

Pero tanto dio ese amigo que fui a su casa, y allí conocí a su señora, una gran persona y a varias más; y después de la presentaciones empezó la reunión. Había un vaso de agua en una mesita que tenía un mantel blanco y dentro del vaso un crucifijo. En un rincón de la sala otra mesa, muchos vasos y velas. A eso se le llamaba la “Bóveda Espiritual”. Que conste mis queridos amigos, que no estoy burlando ni estoy atacando a nadie, respeto mucho la manera de sentir a actuar de los demás.



Y esa fue mi primera experiencia de una Reunión Espiritual. Hubieron muchas más, y dentro de ese ambiente nuevo para mí, fui conociendo a más y más personas y me sentí un poco mejor. De todos modos, no hacíamos nada malo ya que rezábamos aunque algo me inquietaba. ¿Estaba bien que llamáramos a los muertos? ¿No dice la Biblia que el alma viene de Dios y debe regresar a Dios? ¿Quiénes éramos nosotros para romper esa ley divina?   Eso me inquietaba, pero me lo quitaba de la mente y trataba de pensar en otra cosa. Sin embargo, volvía a mi mente esa inquietud y en todo este proceso, yo no había conocido a nadie que fuera a la Iglesia o que practicara una religión, que se me acercara y me dijera si yo estaba bien o mal.

Empezaron a ir a nuestras reuniones personas que practicaban la Santería. Aquí voy a hacer un alto en mi relato y les voy a explicar un poco sobre lo que es la Santería. El nombre verdadero es Religión Somba Lucumi, (Lucumi quiere decir “yo soy tu amigo”, que es lo que le decían a esos pobres negros los que los esclavizaban durante la colonización de América). Ellos hablaban tres lenguas: el Somba, el Ejito y el Fon. La dos primeras eran de Nigeria y la última de Dohomey. La Santería no es Brujería o Magia Negra, esta encierra en sí un sentido activo del mal que no aparece en la Santería. La Santería del Caribe por lo general no practica el mal. Por el contrario, busca la protección del Santo contra todo lo malo que hay en el mundo. La Santería no es Vudú, que es una de tantas religiones que llegaron del África, ésta se quedó en Haití y tiene bastante relación con la Magia Negra. La Santería no es espiritismo, pues el que lo practica trata de comunicarse con un espíritu por medio de un médium, aunque en la Santería también se observa el fenómeno de la posesión. No es extraño ver en casa de un santero un crucifijo en un vaso de agua; como tampoco es extraño ver a un espiritista usar yerbas para hacer un despojo. La Santería tampoco es ñañiguismo; el término ñáñigo se aplica solamente a la sociedad secreta Abakuá.

Muchas de las personas que conocí en las reuniones Espiritistas me simpatizaron y me invitaron a sus casas a ver su “cuarto de Santo” o “sopera”, En realidad no puedo precisar cuando y en qué momento fue que yo me involucré completamente en los ritos, consultas con cocos y toque de Santo. Pero si puedo decirles que recibí collares de mi Padrino, un santero.(el que te pone collares es tu padrino) y participé en el sacrificio de animales junto a un Babalao (Las mujeres o los homosexuales no pueden ser Babalaos, solo Santeros) Así pasaron años, entre espiritistas y Santeros que trataron de hacerme Santo sin costarme nada pero yo siempre me negué. Habían cosas que no me acababan de gustar y una de éstas era que los Santeros se criticaban unos a otros y la falta de amor que se veía entre ellos. Creo que Dios estaba empezando a obrar en mí, pues mi señora muchas veces me pedía ir a Misa y yo la complacía y allí en la tranquilidad del Templo, sentía yo una paz, una tranquilidad tan grande. Era como si el tiempo se detuviera, como si retrocediera y cerrara los ojos y me veía en aquella iglesia del barrio donde yo vivía, recibiendo mi primera Comunión. Volvía a sentir la alegría de aquel gran día. Cuando terminaba la Misa, me quedaba hablando con personas de esa parroquia, en realidad me sentía bien.

Habían pasado años(creo que 10) y había creado una gran reputación como espiritista y conocía yanto de la regla de Ocha como cualquiera a que llevara la vida en eso. Y Dios seguía trabajando lentamente  en mi mente y en mi corazón y me ponía personas en mi camino, que me daban mucho para meditar. También había algo que me inquietaba. Soñaba con muchas regularidad con su sacerdote que me miraba fijamente decía: “deja en lo que estás, ¿no te das cuenta de que estás buscando en el camino equivocado? Me despertaba y me parecía que lo estaba viendo. Era tan real que a veces dudaba si era sueño o realidad, pero nunca sentí miedo y que conste, que yo no soy muy valiente que digamos.

Tengo una prima en Miami muy activa en la Iglesia y que siempre mantuvo una comunicación muy estrecha conmigo y venía a cada rato a mi casa y aunque respetaba mis creencias, me dejaba caer alguna crítica y de manera muy sutil algo de religión. Yo no discutía, solo la oía, porque  en mi interior sabía que tenía razón. Ya yo estaba convencido de que tenía que dejar todo aquello. Pero el problema de todo el que tiene collares p prendas es el miedo y yo lo sentía, no por mi, sino por mi esposa y mi hijo. Yo tenía que tener la seguridad de algo o alguien que me protegiera de la ira de lo que yo iba s dejar.

Pobre de mí, que no me daba cuenta de que sí ponía mi confianza en Jesús, el Espíritu Santo tendería un manto de protección sobre mí y mi familia  y ninguna fuerza podría contra el Gran Poder de Dios. Todo consistía en abandonarme en sus brazos. A mi prima un día le dije, “todos mis hermanos están en mi país, esos que sufren por ellos daría la vida” Y mi prima de dijo, “todos somos hermanos, si es que de verdad crees que Jesús es el hijo de Dios” Casi que me ofendí y le dije, “siempre lo he creído, lo que sí creo es que Él me ha olvidado”. “Ella se sonrió y me dijo, ¿nunca has pensado el por qué tú estás aquí y tus amigos murieron? Y un sacerdote me preguntó:   ¿No crees acaso que Dios tiene planes contigo? Acuérdate de que los misterios de Dios nadie los sabe”.

Fue pasando el tiempo y yo fui poco a poco abandonando las reuniones. Aquellos años de mi vida habían sido muy duros. 

Primero el odio y la amargura que sembró dentro de un pueblo un régimen ateo, después un exilio voluntario y más tarde la búsqueda de un Dios por caminos equivocados, teniéndole tan cerca y yo tan ciego. Un día mi hermana me dijo por  teléfono. “Pedro, los caminos del Señor son misteriosos, yo estoy segura de que tu experiencia puede ser beneficiosa para otros que quizás estén cometiendo el mismo error involuntario”.

Me involucré en todo lo que nuestra Iglesia nos pedía, más que nada, apostolado activo en mi parroquia hasta que la compañera que Dios me dio cayó en cama y se mantiene invalida. No es fácil, créanme, pero yo estoy acostumbrado a luchar y ahora no puedo temer ni fallar, pues tengo el Espíritu Santo que me fortalece y además tengo una familia que me ama y buenos amigos a los que puedo acudir y que también me quieren. Tengo mis días en que caigo en depresión pero me recupero, no puedo fallarle al Señor que tanto me da. 

Estas prácticas primitivas son personas religiosas y de fe. Pero algunos cristianos con sus prejuicios y su ignorancia provocan una reacción contraproducente, cuando se encuentran con devotos de la Santería. Primero la burla, la risa de las costumbres de los que la practican por considerarlos incivilizados e inferiores. Los que se burlan de estos creyentes manifiestan su ignorancia frente a la búsqueda de Dios en los demás.

Hoy, después de Concilio Vaticano, estamos obligados y comprometidos a ser evangelizadores. No estamos en el tiempo de las Cruzadas. No es la fuerza de las armas, sino la fuerza del amor la que tenemos que emplear. Jesús nos llama a que busquemos las ovejas perdidas. Frente a cultos como la Santería tenemos una sola arma: el Evangelio y recordarles a los hermanos confundidos, que Cristo es el Camino, La Verdad y La Vida  y sólo a través de Él llegaremos al Padre.

Por: Escuela de la Fe | Fuente: Tiempos de Fe, año 1, No. 

martes, 2 de agosto de 2016

CONVERSIÓN AL CATOLICISMO


Conversión al catolicismo


En cierta ocasión, una señora protestante se acercó al gran obispo húngaro Tihamer Toth y le dijo:

“—No soy católica; pero, desde hace diez años, vengo a esta Iglesia a escuchar sus homilías y ahora quiero hacerme católica.

—Y dígame ¿qué es lo que más la ha llevado a tomar esta decisión?

—En primer lugar y, sobre todo, la presencia de Jesús en la Eucaristía. Yo quiero tener a Jesús todo entero y recibirlo en la comunión. También me ha atraído la confesión, porque mi alma necesita recibir el perdón de Dios, según la promesa de Jesús: “Al que perdonen los pecados, le serán perdonados”.

Pero hay otro punto para mí muy importante, es el amor de María. Veo que los católicos la aman como una madre. Y yo quiero también amarla y honrarla como a una verdadera madre mía.”

Sí, María te lleva a Jesús, no te roba el amor de Jesús. “María es el camino seguro para encontrar a Cristo” (EA 11). Ella te inspira pureza, cariño, ternura, amor y confianza como buena madre. ¡Cuántas bendiciones ha recibido la humanidad a través del amor de María! ¡A cuántos ha salvado Dios por medio de ella! ¡Cuántos milagros realizados por su intercesión en Lourdes y Fátima! ¡Cuánta bondad ha inspirado siempre a todos los que con devoción han recitado el Ave María! ¡Cuántos soldados habrán muerto con el Ave María en sus labios! ¡Cuántas madres la invocan para pedir por sus hijos ausentes o alejados!


* Enviado por el P. Natalio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...