Mostrando entradas con la etiqueta PAPA FRANCISCO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PAPA FRANCISCO. Mostrar todas las entradas

jueves, 21 de septiembre de 2017

PAPA FRANCISCO: LA PUERTA PARA LLEGAR A JESÚS SE ABRE AL RECONOCERSE PECADOR


La puerta para llegar a Jesús se abre al reconocerse pecador, asegura el Papa Francisco
Por Miguel Pérez Pichel
Foto: L'Osservatore Romano




VATICANO, 21 Sep. 17 / 04:53 am (ACI).- Al igual que el Apóstol Mateo se reconoce pecador cuando Jesús le dice “sígueme” y eso le lleva a convertirse en discípulo suyo, “también nosotros debemos reconocernos pecadores, porque la puerta para encontrar a Jesús es reconocernos pecadores”.

Así lo señaló el Papa Francisco en la homilía de la Misa celebrada en la mañana del jueves en la Casa Santa Marta, en el Vaticano. “El amor de Jesús pudo entrar en el corazón de Mateo porque se sabía pecador, sabía que la gente le despreciaba, y fue esa conciencia de ser pecador lo que le abrió la puerta a la misericordia de Jesús”.

“La primera condición para ser salvados es sentirse en peligro”, afirmó el Santo Padre. “La primera condición para ser curado es sentirse enfermo. Y sentirse pecador es la primera condición para recibir esa mirada de misericordia”.

El Papa invitó: “Pensemos en la mirada de Jesús, tan bella, tan buena, tan misericordiosa. También nosotros, cuando rezamos, sentimos esa mirada sobre nosotros. Es la mirada del amor, la mirada de la misericordia, la mirada que nos salva. No tengáis miedo”.

Y lo que sintió Mateo tras escuchar la llamada de Jesús fue alegría, explicó Francisco, y eso da lugar a la segunda etapa de la llamada: “la fiesta”. Mateo invitó a sus amigos a su casa, pecadores y publicanos, para que conocieran a Jesús, y Jesús respondía a las preguntas que le hacían. “Se trata de la fiesta del encuentro con el Padre, la fiesta de la misericordia”.


A continuación, el Papa señaló un tercer momento: “el escándalo”. Los fariseos, al ver a publicanos y pecadores a la misma mesa que Jesús, decían a sus discípulos: “¿Cómo es posible que vuestro Maestro coma con publicanos y pecadores?”. El Papa observó que “siempre que uno se escandaliza comienza con esta frase: ‘Pero ¿cómo es posible…?’. Cuando escuchéis esa frase, ¡fuera! A continuación, viene el escándalo”.

El Papa explicó que los fariseos conocían muy bien la doctrina, sabían cómo andar por “el camino del Reino de Dios”, conocían mejor que nadie lo que había que hacer para salvarse, “pero habían olvidado el primer mandamiento del amor y, por lo tanto, estaban cerrados en sí mismos, que la salvación vendría de sí mismos. ¡No! Es Dios quien salva, es Jesucristo”.

Por eso, el Papa terminó su homilía invitando a reconocerse pecadores, pecadores de pecados concretos: “dejémonos mirar por Jesús con su mirada misericordiosa llena de amor”.

Evangelio comentado por el Papa Francisco:

Mateo 9:9-13

9 Cuando se iba de allí, al pasar vio Jesús a un hombre llamado Mateo, sentado en el despacho de impuestos, y le dice: «Sígueme.» El se levantó y le siguió.


10 Y sucedió que estando él a la mesa en casa de Mateo, vinieron muchos publicanos y pecadores, y estaban a la mesa con Jesús y sus discípulos.

11 Al verlo los fariseos decían a los discípulos: «¿Por qué come vuestro maestro con los publicanos y pecadores?»

12 Mas él, al oírlo, dijo: «No necesitan médico los que están fuertes sino los que están mal.

13 Id, pues, a aprender qué significa aquello de: Misericordia quiero, que no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores.»

sábado, 16 de septiembre de 2017

PAPA FRANCISCO PIDE A RELIGIOSOS NO CAER EN EL CLERICALISMO Y EVANGELIZAR A LOS ALEJADOS


El Papa pide a religiosos no caer en el clericalismo y evangelizar a los alejados
Por Álvaro de Juana
 Foto: L'Osservatore Romano




VATICANO, 16 Sep. 17 / 07:07 am (ACI).- El Papa Francisco recibió a los participantes en el Capítulo General de los Misioneros del Sagrado Corazón de Jesús y les pidió continuar escuchando las necesidades de la gente y evangelizar donde haga falta.

“En actitud de escucha de cuanto el Espíritu dice hoy a su Iglesia y abiertos a lo que pide la humanidad, ustedes sabrán tomar de la fuente genuina e inextinguible de su carisma un nuevo impulso, opciones valientes, expresiones creativas de la misión que se les ha confiado”, afirmó Francisco.

“Enviándolos como misioneros en el mundo, éste es el primer evangelio que la Iglesia les encomienda: mostrar en sus propias personas y con sus obras el amor apasionado y tierno de Dios para con los pequeños, los últimos, los indefensos, los descartados de la tierra”, añadió.

Por otro lado, el Papa destacó la importancia de la educación y de “acompañar a las nuevas generaciones a aprender los valores humanos y a cultivar una visión evangélica de la vida y de la historia”.

Pero además les pidió no ceder al mal del clericalismo: “los hermanos son una gracia, en una congregación los hermanos son una gracia del Señor. No cedan al mal del clericalismo que aleja al pueblo y especialmente a los jóvenes de la Iglesia, como ya pude recordar otras veces”.

viernes, 15 de septiembre de 2017

PAPA FRANCISCO NOS INVITA A CONTEMPLAR A MARÍA SUFRIENTE BAJO LA CRUZ


Papa Francisco invita a contemplar a María sufriente bajo la Cruz
Por Álvaro de Juana
 Foto: L'Osservatore Romano




VATICANO, 15 Sep. 17 / 04:02 am (ACI).- El Papa invitó a los fieles que participaron de la Misa a primera hora de la mañana en la Casa Santa Marta, a “contemplar a la Madre de Jesús” y observar su actitud al ver a Jesús en la cruz.

“Contemplar este signo de contradicción, porque Jesús es el vencedor, pero en la cruz, sobre la cruz. Es una contradicción, no se entiende. Se necesita tener fe para entender, al menos para acercarse a este misterio”.

El Papa aseguró que María “vivió toda la vida con el alma traspasada” en parte porque seguía a Jesús y escuchaba los comentarios de la gente. “Por eso decimos que es la primera discípula”.

Y ante la Cruz, permaneció en silencio, observando a su Hijo. Quizás escuchó comentarios del tipo: ‘Mira, esa es la Madre de uno de los tres delincuentes’. Pero ella dio la cara por su Hijo”.

“Esto que digo ahora –añadió el Santo Padre– son pequeñas palabras para ayudar a contemplar, en silencio, este misterio. En ese momento, Ella dio a luz a todos nosotros: dio a luz a la Iglesia. ‘Mujer’ –le dice el Hijo– ‘he aquí a tu hijo’. No dice ‘madre’, dice ‘mujer’. Mujer fuerte, valiente; mujer que estaba allí para decir: ‘Este es mi Hijo, no reniego de Él’”.

Francisco afirmó que el Evangelio del día era más que para reflexionar, para contemplar y pidió “que sea el Espíritu Santo el que nos diga a cada unos de nosotros lo que necesitamos”.

Evangelio comentado por el Papa:


Juan 19:25-27

25 Junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Clopás, y María Magdalena.
26 Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo.»
27 Luego dice al discípulo: «Ahí tienes a tu madre.» Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa.

domingo, 27 de agosto de 2017

PAPA FRANCISCO: MARÍA ES REINA Y MADRE CERCANA QUE NO NOS PIERDE NUNCA DE VISTA


Papa Francisco: María es Reina y Madre cercana que no nos pierde nunca de vista
Por Walter Sánchez Silva
El Papa Francisco y la Virgen de Czestochowa. Fotos: Bohumil Petrik (ACI Prensa) / Wikipedia

VATICANO, 26 Ago. 17 / 07:02 am (ACI).- La Virgen María es Reina y Madre, una madre auténtica, cercana y tierna, que “nunca nos pierde de vista”. Así lo aseguró el Papa Francisco en un nuevo video mensaje en ocasión del Jubileo por los 300 años de la coronación pontificia de la Virgen de Czestochowa en Polonia.

En el mensaje dado a conocer este 26 de agosto por la Oficina de Prensa del Vaticano, el Santo Padre resaltó que “es un gran honor tener por Madre a una Reina, la misma Reina de los Ángeles y de los Santos, que reina gloriosa en el cielo”.

“Y da más alegría aún saber que tienen por Reina a una Madre, amar como Madre a aquella que llaman Señora. La sagrada imagen muestra efectivamente que María no es una Reina distante que se sienta en el trono, sino una Madre que abraza al Hijo y, con Él, a todos nosotros sus hijos”.

La Virgen María, resaltó el Pontífice, “es una Madre verdadera, con el rostro marcado, una Madre que sufre porque toma realmente en su corazón los problemas de nuestra vida. Es una Madre cercana, que no nos pierde nunca de vista; es una Madre tierna, que nos lleva de la mano por el camino de cada día”.

Francisco hizo votos para que la multitud de peregrinos que este sábado llegaron hasta el Santuario de Jasna Gora, donde está la Virgen de Czestochowa, puedan experimentar con María que “ninguno de nosotros está huérfano, porque cada uno tiene cerca de sí a una Madre, Reina insuperable en ternura”.

Ella, continuó el Papa, “nos conoce y nos acompaña con su estilo típicamente materno: sutil y valiente al mismo tiempo; nunca intruso y siempre perseverante en el bien, paciente ante el mal y activo para promover la concordia”.

“Si Czestochowa está en el corazón de Polonia, significa que Polonia tiene un corazón materno, significa que cada latido de vida ocurre junto a la Madre de Dios”.

A ella, dijo Francisco, “están acostumbrados a confiarle todo: el pasado, el presente, el futuro, las alegrías y las angustias de vuestra vida personal y la de vuestro amado país. Esto es muy bello”.

“Y es muy bello para mí recordar haberlo hecho con ustedes, el año pasado, cuando me puse bajo la mirada de la Madre, cuando dirigí mis ojos a aquella Virgen, confiando a su corazón lo que estaba en el mío y en vuestro corazón”.

El Papa compartió que conserva “viva y grata la memoria de esos momentos, la alegría de haberme hecho yo también peregrino para celebrar, bajo la mirada de la Madre, los 1050 años del bautismo de Polonia”.

En efecto, el Santo Padre llegó hasta el Santuario de Jasna Gora a mediados de 2016, en el marco de la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud que tuvo su sede en Cracovia.

“Que la Virgen les dé la gracia de alegrarse juntos, como familia reunida alrededor de la Madre”, concluyó el Papa Francisco.

domingo, 13 de agosto de 2017

SI NO SEGUIMOS A DIOS Y CONSULTAMOS HORÓSCOPOS Y ADIVINADORES NOS IRÁ MAL, DICE EL PAPA FRANCISCO


Si no seguimos a Dios y consultamos horóscopos y adivinadores, nos irá mal, dice el Papa
Por Álvaro de Juana
 Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa
VATICANO, 13 Ago. 17 / 05:21 am (ACI).- Antes de la oración del Ángelus, el Papa Francisco comentó el Evangelio del día, que en esta ocasión describe el episodio de Jesús en el que después de haber rezado toda la noche en la orilla del lago de Galilea, se dirige hacia la barca de sus discípulos, caminando sobre las aguas.

“Esta narración contiene un rico simbolismo y nos hace reflexionar sobre nuestra fe, tanto de manera individual como comunidad eclesial”, aseguró.


“La barca es la vida de cada uno de nosotros, pero es también la vida de la Iglesia; el viento contrario representa las dificultades y las pruebas” y “el grito de Pedro se asemeja mucho a nuestro deseo de sentir la proximidad del Señor, pero también el miedo y la angustia que acompañan los momentos más duros de nuestra vida y de nuestras comunidades, marcada por la fragilidad interna y las dificultades externas”.


Francisco explicó que a Pedro “en ese momento, no le basta la palabra segura de Jesús, que era como la cuerda tensa a la que adherirse para afrontar las aguas hostiles y turbulentas. Es lo que puede sucedernos también a nosotros cuando no nos adherimos a la palabra del Señor, pero se consultan horóscopos y adivinos, se comienza a tocar fondo”.

“El Evangelio de hoy –continuó–, nos recuerda que la fe en el Señor y en su palabra no nos abre un camino donde todo es fácil y tranquilo, que no le quita tormentas a la vida”, sino que “la fe nos da la seguridad de una Presencia que nos lleva a superar las tormentas existenciales, la certeza de una mano que nos aferra para ayudarnos a afrontar las dificultades, indicándonos el camino también cuando hay oscuridad”.

En resumen, la fe “no es un escape a los problemas de la vida, sino que sostiene en el camino y le da un sentido”.


El Papa también comparó la barca con la misma Iglesia que debe hacer frente a tempestades y a la que le salva “la garantía contra el naufragio y la fe en Cristo y en su palabra”.

“Sobre esta barca estamos en lo seguro, a pesar de nuestras miserias y debilidades, sobre todo cuando nos ponemos de rodillas y adoramos al Señor, como los discípulos”.

martes, 27 de junio de 2017

PAPA FRANCISCO A CARDENALES: SOMOS LOS ABUELOS DE LA IGLESIA LLAMADOS A DARLE SENTIDO


El Papa a Cardenales: Somos los abuelos de la Iglesia llamados a darle sentido
Por Miguel Pérez Pichel
Foto: L'Osservatore Romano




VATICANO, 27 Jun. 17 / 01:56 am (ACI).- El Papa Francisco negó que la Iglesia sea una institución gobernada por ancianos, y animó a los Cardenales y Obispos que ya tienen una edad avanzada, a vivir en la Iglesia “como abuelos que cuidan y enseñan a sus nietos”.

El Santo Padre realizó esta afirmación durante la Misa, concelebrada con los Cardenales presentes en Roma, que presidió en la Capilla Paolina del Palacio Apostólico del Vaticano con motivo del 25 aniversario de su Ordenación Episcopal, que tuvo lugar el 27 de junio de 1992.

En ella, reflexionó sobre los tres mandatos que Dios le da a Abraham, y que son asumibles también para los Cardenales, Obispos y demás pastores de la Iglesia: “levántate, mira y espera”.

El Papa comenzó su homilía recordando que “en la primer lectura hemos escuchado cómo continúa el diálogo entre Dios y Abraham, ese diálogo que comenzó con aquel ‘deja tu tierra’”.

Explicó que en ese diálogo se encuentran tres imperativos: levántate, mira y espera. “Tres imperativos que muestran el camino que debe recorrer Abraham y también el modo de hacerlo: levántate, mira, espera”.

Levántate

“Levántate, camina, no te quedes parado”, eso es lo que Dios le dice a Abraham “y a todos nosotros”. “Tienes una misión, una obligación, y debes hacer el camino. Levántate, en pie”.

Abraham escuchó ese mandato sin protestar, a pesar de su edad, “y comenzó a caminar. Siempre en camino, y el símbolo de esto es la tienda. Dice el libro del génesis que Abraham andaba con la tienda, y cuando se paraba, la montaba. Abraham nunca hizo una casa para él. En ocasiones construía un altar para adorar a Aquel que le mandaba levantarse, ponerse en camino con la tienda”.

Mira

El segundo imperativo es “mira”, “levanta los ojos, y allí donde estés, dirige la mirada en medio del oriente y el occidente, mira el horizonte. No construyas muros. Mira siempre y ve adelante. Es la mística del horizonte: cuanto más avanzas, más lejano está el horizonte. Dirige la mirada, adelante, siempre caminando hacia el horizonte”.

Espera

Por último, Dios le pide que tenga paciencia, que espere, “y se lo dice a un hombre anciano que no pudo tener hijos. Le dice: ‘Tu heredad será como el polvo de la tierra, y si alguien puede contar el polvo de la tierra, podrá contar el número de tus descendientes’”.

Y más adelante le dice: ‘Levanta la mirada y mira el cielo, cuenta las estrellas: así será tu descendencia’. Y Abraham creyó y el Señor le concedió la justicia”.

“Nunca muros, horizontes: levántate, mira, espera. La esperanza es sin muros, siempre con horizontes”.

Abuelos de la Iglesia

A continuación, tras reflexionar sobre estos tres imperativos, Francisco se dirigió a los Cardenales de la Curia para explicarles que, aunque casi todos tienen ya, al igual que él, una edad avanzada, deben seguir el ejemplo de Abraham, quien asumió la vocación y la misión que Dios le encargó cuando ya era anciano.


El Pontífice explicó que cuando Abraham recibió la llamada de Dios, “tenía más o menos nuestra edad. Estaba más bien camino a retirarse, para descansar. Era un hombre anciano con el peso de la vejez, esa vejez que trae el dolor, las enfermedades, pero él como si fuera un joven, un ‘scout’: levántate y ve. Mira y espera”.

“Estas palabras de Dios son también para nosotros, que tenemos una edad como aquella de Abraham, y a nosotros hoy el Señor nos dice lo mismo: levántate, mira y espera. Nos dice que no es hora de poner nuestra vida en cierre, que no es hora de cerrar nuestra historia. El Señor nos dice que nuestra vida está todavía abierta, en misión, una misión que se resume en esas tres palabras: levántate, mira y espera”.

El Obispo de Roma rechazó las acusaciones de “gerontocracia”, gobierno de los ancianos, en la Iglesia, y señaló que los Cardenales y los Obispos, sobre todos aquellos que ya tienen una edad avanzada, deben ser como “abuelos” que enseñan a sus “nietos”.

“Algunos, que no nos quieren demasiado, dicen de nosotros que somos la ‘gerontocracia’ de la Iglesia. Es una maldad, no comprenden lo que dicen, nosotros no somos viejos, somos abuelos, y si no sentimos esto tenemos que pedir la gracia de sentirlo, abuelos a los que miran sus nietos, a los que debemos dar un sentido de la vida con nuestra experiencia. Abuelos que no están cerrados en la melancolía de la historia, sino abiertos”.

“Para nosotros –continuó– ese ‘levántate, mira y espera’ se llama soñar. Somos abuelos llamados a soñar y a dar nuestro sueño a la juventud necesitada de hoy, porque ellos tomarán de nuestro sueño la fuerza para llevar adelante sus obligaciones”.

Y concluyó insistiendo en que lo que Dios les pide es ser ‘abuelos’ de su pueblo. “Eso es lo que el Señor nos pide hoy: ser abuelos, tener la vitalidad de dar a los jóvenes lo mejor de nosotros, sin cerrarnos. Ellos esperan de nuestra experiencia y de nuestros sueños positivos la profecía y el trabajo para ir adelante”.

domingo, 11 de junio de 2017

PAPA FRANCISCO: EN FIESTA DE SANTÍSIMA TRINIDAD, DIOS ES AMOR QUE REDIME Y DA VIDA


El Papa en fiesta de la Santísima Trinidad: Dios es amor que redime y da vida
Por Álvaro de Juana
Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa





VATICANO, 11 Jun. 17 / 05:24 am (ACI).- En la fiesta de la Santísima Trinidad, el Papa Francisco presidió el rezo del Ángelus y manifestó que Dios es misericordioso y rico en piedad que no se cansa de redimirnos.

El Papa comentó cómo las palabras de San Pablo “la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros” es fruto “de su experiencia personal del amor de Dios, el amor que Cristo resucitado le ha revelado, que ha transformado su vida y lo ha llevado a llevar el Evangelio a las gentes”.

“La comunidad cristiana, con todos sus límites humanos, puede convertirse en un reflejo de la comunión de la Trinidad, de su bondad y de su belleza”.

Francisco recordó que Dios “no está lejano ni cerrado en sí mismo, sino que es vida que quiere comunicarse, es apertura, es amor que rescata al hombre de la infidelidad”. Es “misericordioso, tiene piedad, es rico en gracia porque se ofrece a nosotros para colmar nuestros límites y nuestras faltas para perdonar nuestros errores, para llevarnos por el camino de la justicia y de la verdad”.

“Jesús nos ha manifestado el rostro de Dios, Uno en la sustancia y Trino en las personas; Dios es todo y solo amor, en una relación subsistente que todo crea, redime y santifica: Padre, Hijo y Espíritu Santo”.

El Pontífice también explicó que la “vida eterna” es “el amor desmesurado y gratuito del Padre que Jesús ha donado en la cruz, ofreciendo su vida por nuestra salvación”.

“Este amor con la acción del Espíritu Santo ha irradiado una luz nueva sobre la tierra en cada corazón humano que lo acoge; una luz que revela los ángulos oscuros, las durezas que nos impiden llevar los frutos buenos de la caridad y de la misericordia”.

“Que la Virgen María nos ayude –concluyó– con todo nosotros mismos, a entrar cada vez más, con todo nuestro ser, en la Comunión trinitaria, para vivir y testimoniar el amor que da sentido a nuestra existencia”.

jueves, 8 de junio de 2017

PAPA FRANCISCO USA UNA TABLETA PARA CONVERSAR CON NIÑOS ENFERMOS DE UN HOSPITAL


El Papa Francisco usa una tableta para conversar con niños enfermos de un hospital
Por María Ximena Rondón
Foto: L´Osservatore Romano




ROMA, 08 Jun. 17 / 06:01 pm (ACI).- El miércoles 7 de junio durante la Audiencia General realizada en la Plaza San Pedro, el Papa Francisco sorprendió con una videollamada a un grupo de niños del Hospital de San Mateo en Pavia, una ciudad en el norte de Italia.

La videollamada fue iniciativa de Pietro Castellese, quien desde hace 30 años realiza labor social en ese centro de salud y que se encontraba en la Plaza de San Pedro junto con 12 niños enfermos del hospital.

En declaraciones a ACI Prensa, Castellese indicó que hicieron la videollamada “porque muchos niños del hospital no pueden ir a Roma ya que su salud no les permite moverse. Pocos pueden viajar para ver al Papa Francisco”.

Castellese contó que a las 10:30 a.m. (hora local) “tomé mi tableta y le pregunté al Santo Padre si podía saludar a través de Skype a los cerca de 30 niños que estaban reunidos en una sala del hospital”. Los pequeños estaban junto a sus familiares y algunos miembros del personal.

El Pontífice se acercó a cámara de la tablet, “les dio la bendición, los saludó y les pidió que rezaran por él”.

Castellese indicó que para los niños es importante ver al Papa Francisco porque “es una alegría y con una bendición o un saludo les saca una sonrisa y eso los ayuda a estar bien por un tiempo”.

También contó a ACI Prensa que el Santo Padre firmó la fotografía de una bebé de siete meses llamada Magdalena que padecía de leucemia y que falleció poco después de la videollamada.

Castellese contó que ha viajado diez veces a Roma, con algunos niños de este centro de salud que sufren de cáncer u otras enfermedades delicadas, para ver al Papa Francisco.

Estos viajes, dijo, se realizan dos veces al año y son pagados por el hospital y sus benefactores.

Asimismo recordó que algunos Papas como Benedicto XVI y San Juan Pablo II han visitado el hospital en Pavia. Afirmó que esperan invitar pronto a Francisco.

sábado, 3 de junio de 2017

MEDITACIÓN DEL PAPA FRANCISCO SOBRE EL ESPÍRITU SANTO


El Espíritu Santo convierte hombres temerosos en valientes cristianos, asegura el Papa
Por Eduardo Berdejo





VATICANO, 03 Jun. 17 / 01:28 pm (ACI).- Durante la Vigilia Ecuménica de Pentecostés, el Papa Francisco aseguró que “la obra del Espíritu Santo transforma hombres cerrados a causa del miedo en valientes testigos de Jesús”, como hizo por ejemplo con el apóstol Pedro, quien había negado tres veces a Cristo.

El Santo Padre presidió la vigilia en el Circo Máximo de Roma y en la que participaron más de 30 mil personas, la gran mayoría miembros de la Renovación Carismática Católica Mundial que este 2017 celebra su 50° aniversario de fundación.

Las celebraciones por el Jubileo de Oro de la Renovación Carismática se iniciaron en la Santa Sede el 31 de mayo con simposios, visitas a los centros de oración, entre otras actividades, y culminarán mañana con la Misa de Pentecostés que presidirá el Pontífice.

Ante los miles de fieles y miembros de otras confesiones cristianas, el Santo Padre recordó el pasaje de los Hechos de los Apóstoles que narra la llegada del Espíritu Santo al cenáculo, donde estaban reunidos los discípulos de Jesús. “Hoy estamos aquí como en un cenáculo pero a cielo abierto porque no tenemos miedo. A cielo abierto, con el corazón abierto a la promesa del Padre. Todos reunidos, todos aquellos que profesamos que Jesús es el Señor”, afirmó.

El Pontífice recordó que la misión de los discípulos de Jesús es anunciar la Buena Nueva del Evangelio a todos los pueblos y que la paz es posible. Esto, afirmó, “es posible si estamos en paz entre nosotros” los cristianos, pero no lo será si “acentuamos las  diferencias y estamos en guerra entre nosotros”.

El Papa señaló que “es obvio que tenemos diferencias, pero deseamos ser una diversidad reconciliada”. En ese sentido, recordó que la Renovación Carismática Católica, a la que llamó “una corriente de gracia del Espíritu”, “nació ecuménica porque el Espíritu Santo es el que crea la unidad”.

En ese sentido, el Santo Padre señaló que se escogió el Circo Máximo para celebrar la Vigilia de Pentecostés “porque aquí durante las persecuciones fueron martirizados muchos cristianos, por la diversión de aquellos que estaban mirando”.

“Hoy existen más mártires que ayer. Aquellos que matan a los cristianos, no les preguntan si eres ortodoxo, católico, evangélico, luterano o calvinista. No. ‘Tú eres cristiano’ y enseguida lo degollan. Y esto es el ecumenismo de la sangre”, expresó.

Francisco dijo que “hoy es más urgente que antes la unidad de los cristianos. Unidos pero por obra del Espíritu Santo (…), y juntos tratar de explicar las diferencias, pero en camino” porque el Espíritu necesita el camino.

Jubileo de Oro de la Renovación Carismática

En su meditación, el Papa Francisco también se refirió a los 50 años de la fundación de la Renovación Carismática Católica.

El Pontífice indicó que cuando una persona llega a los 50 años las fuerzas empiezan a decaer. Sin embargo, señaló que también “es un momento de la vida para reflexionar. Es el momento de la reflexión, la mitad de la vida, y yo les diría es el momento para ir adelante con más fuerza (…), agradeciendo por lo recibido y enfrentando lo nuevo con confianza en la acción del Espíritu Santo”.

El Pontífice recordó que la Iglesia nace en Pentecostés. “El Espíritu Santo, la promesa del Padre anunciada por Jesucristo es quien hace la Iglesia, la esposa del Apocalipsis. Una única esposa”, afirmó.

Asimismo, alentó a la Renovación Carismática Católica a ser “un lugar privilegiado para transitar el camino hacia la unidad”. “Esta corriente de gracia es para toda la Iglesia, no solo para algunos, y ninguno de nosotros es el patrón y todos los demás servidores. Todos somos siervos, todos somos servidores de esta corriente de gracia”, señaló.

Francisco también destacó “el poder de la oración de alabanza”. “Puede ser que este modo de orar no le guste a algunos, pero es cierto que se inserta plenamente en la tradición bíblica”, afirmó.

El Papa indicó que el cristiano vive en su corazón el gozo del anuncio de la Buena Nueva, pero advirtió que una alabanza profunda sin servicio a los demás “no basta”.

“Les deseo un momento de reflexión, de memoria de los orígenes, para dejar atrás todas las cosas añadidas por el propio yo y transformarlas en una escucha de la acción del Espíritu Santo que sopla donde quiere y como quiere”, invitó Francisco.

Previo a la vigilia, los miles de peregrinos venidos de 127 países recibieron el saludo de Michelle Moran, presidenta de los Servicios de la Renovación Carismática Católica Internacional (ICCRS por sus siglas en inglés); y de Gilberto Barbosa, presidente de la Fraternidad Católica.

Asimismo, escucharon cuatro testimonios sobre la vocación, la familia, la curación y la evangelización; así como la meditación del P. Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia.

En la Vigilia de Pentecostés también estuvieron presentes líderes evangélicos qué durante la mañana fueron recibidos en audiencia por el Papa Francisco.

domingo, 28 de mayo de 2017

CUÁL ES LA GRAN RESPONSABILIDAD DEL CRISTIANO? PAPA FRANCISCO LO EXPLICA


¿Cuál es la gran responsabilidad del cristiano? El Papa Francisco lo explica
Por Miguel Pérez Pichel
Foto: L'Osservatore Romano



VATICANO, 28 May. 17 / 05:27 am (ACI).- Durante el rezo del Regina Coeli de este domingo, en la plaza de San Pedro en el Vaticano, el Papa Francisco afirmó que todos los bautizados, como miembros de la Iglesia, tenemos una gran responsabilidad establecida por el mismo Jesús: “anunciar el Evangelio en el mundo, hacerlo accesible a la humanidad. ¡Esa es nuestra dignidad, es el más grande honor en la Iglesia!”.

El Santo Padre, con motivo de la Solemnidad de la Ascensión del Señor, explicó el pasaje con el que finaliza el Evangelio de San Mateo en el que se narra la subida de Jesús al cielo.

“La escena tiene lugar en Galilea, después de que Jesús hubiera llamado a los discípulos a formar el primer núcleo de su nueva comunidad. Ahora que los discípulos habían pasado por el ‘fuego’ de la pasión y de la resurrección, a la vista del Señor resucitado, se postran ante Él, aunque algunos todavía permanecen dudosos”, explicó el Pontífice.

“A esta comunidad asustada –continuó Francisco–, Jesús le encarga su inmensa misión de evangelizar el mundo, y concreta este encargo en la orden de enseñar y de bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

El Papa explicó que la Ascensión de Jesús al cielo constituye “el término de la misión que el Hijo había recibido del Padre, y la continuación de tal misión por parte de la Iglesia”.

Desde ese momento, de hecho, “la presencia de Cristo en el mundo se produce mediante la mediación de los discípulos, de aquellos que creen en Él y lo anuncian. Esta misión durará hasta el fin de la historia y gozará, cada día, de la asistencia del Señor resucitado, el cual asegura que ‘estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo’”.

La presencia de Jesús en la vida de los cristianos “da fortaleza en la persecución, consuelo en las tribulaciones, sostén en las dificultades que encontramos en la misión y en el anuncio del Evangelio”.

“La Ascensión nos recuerda esa asistencia de Jesús y de su Espíritu que da confianza y seguridad en nuestro testimonio cristiano en el mundo. Nos revela por qué existe la Iglesia: ¡Para anunciar el Evangelio! ¡La alegría de la Iglesia es anunciar el Evangelio!”.

Y recordó: “La Iglesia somos todos nosotros, los bautizados. Hoy estamos invitados a comprender mejor que Dios nos ha dado la gran dignidad y la responsabilidad de anunciarlo en el mundo, de hacerlo accesible a la humanidad. ¡Esa es nuestra dignidad, es el más grande honor de todos nosotros, bautizados!”.

“En esta fiesta de la Ascensión, mientras dirigimos la mirada hacia el cielo, adonde Cristo ascendió para sentarse a la derecha del Padre, reforzamos nuestros pasos sobre la tierra para proseguir con entusiasmo y con valentía nuestro camino, nuestra misión de testimoniar y de vivir el Evangelio en todos los ambientes”.

El Papa Francisco finalizó su enseñanza señalando que esa gran misión sólo se puede realizar con ayuda de Dios. “Somos muy conscientes de que esa misión no depende de nuestras fuerzas, de la capacidad organizativa y de los recursos humanos. Solo con la luz y la fuerza del Espíritu Santo podemos cumplir eficazmente nuestra misión de dar a conocer y de hacer experimentar a los demás el amor y la ternura de Jesús”.

sábado, 27 de mayo de 2017

PAPA FRANCISCO INVITA A JÓVENES MISIONEROS A NO VER LA REALIDAD COMO SI FUERAN TURISTAS


Papa Francisco invita a jóvenes misioneros a no ver la realidad como si fueran turistas
Por Miguel Pérez Pichel
 Foto: ACI Prensa





GÉNOVA, 27 May. 17 / 07:22 am (ACI).- El Papa Francisco, durante su viaje apostólico a Génova, se encontró con jóvenes misioneros y les animó a ir a la misión con un corazón abierto y listo para amar, y no ver la realidad como la ven los turistas: por medio de fotografías.

El Santo Padre habló sobre las transformaciones que se producen en el interior del que acude a las misiones. “El ser misionero te lleva a aprender a mirar. A aprender a mirar con ojos nuevos, porque con la misión los ojos se renuevan. Aprender a mira la ciudad, nuestra vida, la familia, todo lo que está a nuestro alrededor. La experiencia misionera te abre los ojos y el corazón”.


El Papa dijo a los jóvenes que cuando decidan ir de misiones, no lo hagan como turistas. Ser verdaderos misioneros ayuda a dejar de ser “turistas de la vida para convertirnos en hombres y mujeres jóvenes que aman con compromiso la vida”.

El Santo Padre insistió en ese concepto de “turistas de la vida” contrapuesto al misionero. “Habéis visto a estos que hacen fotos de todo cuando van de turismo, y no miran nada. Luego miran las fotografías en casa. Pero una cosa es mirar la realidad y otra mirar las fotografías, y si nuestra vida es de turista solo miraremos las fotografías o las cosas que pensamos que es la realidad”.

“Es una tentación para los jóvenes el ser turistas, el mirar la vida con ojos de turista, superficialmente. No toco la realidad, no miro las cosas que suceden, no miro las cosas como son. Abandonad esa actitud de turistas para volveros jóvenes con compromisos serios con la vida. Las misiones os ayudan a permanecer más atentos, más sensibles, y a mirar con atención”.

La misión, “al enseñarte a mirar con ojos nuevos, te acerca al corazón de muchas personas, y destruye la hipocresía. Encontrar a gente adulta hipócrita es algo feo, pero encontrar a un joven que comienza la vida con una actitud de hipocresía, esto es suicida”.

Por otro lado, el Pontífice también invitó a reflexionar sobre los motivos de la misión: “Cuando voy a las misiones no se trata solo de mi decisión, hay otro que me envía a la misión, y no se puede ser misionero sin ser enviado de Jesús”.

“Es el mismo Jesús el que trabaja en tu corazón, el que cambia tu mirada y te hace mirar con ojos nuevos y no con ojos de turista. Debemos vivir en misión, lo cual implica escuchar a aquel que me envía, que es Jesús”.

La misión también ayuda a profundizar en la fraternidad entre los hombres, “a mirarnos a los ojos y entender que somos hermanos. Que no hay una Iglesia y una ciudad de buenos y una Iglesia y una ciudad de malos”.

Francisco explicó que un elemento esencial de la misión es el amor al prójimo. “No podemos hacer nada sin amor. Un gesto de amor, una mirada de amor. Puedes hacer toda clase de planificaciones para ayudar, pero sin amor…”.

“El amor es dar la vida. No hay ningún amor más grande que el de aquel que da la vida. Jesús dio ejemplo de esto dando su vida. Si no tienes el corazón dispuesto a amar, no podrás hacer una buena misión”. En ese caso, “la misión pasará como una aventura, un viaje de turismo”. Para evitarlo, hay que “prepararse e ir con un corazón listo para amar”.

Ahora bien, ¿qué significa amar? Para el Papa Francisco “amar es la capacidad de estrechar una mano sucia, de mirar a los ojos de aquellos que están en situación de degrado, y decirles: ‘Para mí tú eres Jesús’. Y este es el inicio de toda misión”.

Siendo misioneros, se puede contribuir a luchar contra la “cultura del vacío”. “Venimos de una cultura del vacío, de la soledad. La gente, por dentro, está sola”. Esa cultura del vacío “es la propuesta del mundo y no es compatible con la alegría. Si hay algo que destruye nuestras ciudades es ese aislamiento”.

“Ir a la misión es ayudar a salir del aislamiento y hacer comunidad, fraternidad, pero sin adjetivar. Si Dios ama a todos, yo también tengo que estar dispuesto a amar a todos”, subrayó.

“Hay muchos hermanos nuestros con la mirada y el rostro desfigurado por una sociedad que solo se defiende con la exclusión, aislando a la gente, ignorando. Si queremos ser misioneros y llevar el evangelio y esa alegría, nunca ignoréis, aisléis o excluyáis a nadie”.

Francisco comparó el corazón de un misionero, de un discípulo, con el corazón de un marinero. Ambos tienen las mismas características: “horizonte y coraje”. “Si no tienes horizonte y solo puedes mirar hasta donde llega tu nariz, nunca serás un buen misionero, y si no tienes coraje, nunca serás un buen misionero”.

Por último, hizo hincapié en que, para poder realizar la misión, hay que tener “una vida espiritual sana, la cual genera jóvenes valientes que, ante algunas cosas que te propone esta ‘cultura normal’ del vacío, son capaces de preguntarse: ‘¿esto es normal o no es normal?’”.

“Los jóvenes son las primeras víctimas de esos vendedores de humo que les meten tantas cosas en la cabeza. Y ante eso hay que preguntarse: ‘¿Esto es normal o no es normal?’. Hay que tener el coraje de buscar la verdad”.

Por ejemplo: “¿Es normal que el Mediterráneo se haya convertido en un cementerio? ¿Es normal que tantos países cierren sus puertas a estas personas que huyen del hambre de la guerra, y vienen a buscar un poco de seguridad? Haceros esa pregunta. Si no es normal, debo implicarme para que eso no suceda. Y hacer eso requiere valentía, coraje”, finalizó. 

jueves, 25 de mayo de 2017

PAPA FRANCISCO: CONFIEMOS NUESTRA VIDA A MARÍA AUXILIADORA


Papa Francisco: En los momentos difíciles confiemos nuestra vida a María Auxiliadora
Por Walter Sánchez Silva
 Imagen: Daniel Daley 




VATICANO, 24 May. 17 / 10:34 am (ACI).- En sus saludos a los peregrinos presentes en la audiencia general de este miércoles, el Papa Francisco recordó que hoy 24 de mayo se celebra a María Auxiliadora, e hizo votos para que confiemos nuestra vida a ella, especialmente en los momentos difíciles.

Dirigiéndose a los peregrinos polacos, el Santo Padre afirmó que “todo hombre, en los momentos difíciles de la vida, se siente perdido y no sabe qué cosa hacer. Necesitamos el apoyo de alguno, de una ayuda y de un consejo, sobre todo en el campo espiritual”.

“La memoria de la Virgen María Auxiliadora, que recordamos hoy, nos hace conscientes de la grandeza del don de la protección de la Madre del Hijo de Dios sobre cada uno de nosotros. Por eso confiamos a ella nuestra vida”.

“En las dudas invocamos con frecuencia su protección. Que María Auxiliadora interceda por nosotros”, concluyó.

En su visita apostólica a Turín en 2015 por los 200 años del nacimiento del fundador de los salesianos, San Juan Bosco, el Santo Padre contó que durante su infancia fue educado en un colegio salesiano y aprendió a amar a María Auxiliadora:

“Yo allí aprendí a amar a la Virgen, los salesianos me formaron en la belleza, en el trabajo, y esto creo que es un carisma suyo, me formaron en la afectividad y esto era una característica de Don Bosco”, aseguró.

jueves, 18 de mayo de 2017

PAPA FRANCISCO: NINGÚN FIN JUSTIFICA LA DESTRUCCIÓN DE EMBRIONES HUMANOS


Papa Francisco: Ningún fin justifica la destrucción de embriones humanos
Por Miguel Pérez Pichel




VATICANO, 18 May. 17 / 07:04 am (ACI).- La búsqueda de una cura a enfermedades tan terribles como la enfermedad de Huntington es una de las tareas más nobles que se puede realizar. Sin embargo, el Papa Francisco rechazó el uso de embriones humanos en esas investigaciones científicas, pues “ningún fin, aunque en sí mismo sea noble, puede justificar la destrucción de embriones humanos”.

El Santo Padre realizó estas declaraciones durante la audiencia que concedió este jueves en el Aula Pablo VI del Vaticano a cientos de personas afectadas por esta rara enfermedad y sus familias, así como a médicos, enfermeros, investigadores y trabajadores de más de 30 organizaciones que luchan contra la enfermedad de Huntington.


En su discurso, el Pontífice se dirigió a los genetistas y científicos presentes para alabar su estudio y búsqueda de terapias.

“Es obvio que se mira a vuestro trabajo con mucha expectativa: la esperanza de encontrar un camino para la curación definitiva de la enfermedad depende de vuestros esfuerzos, pero también para la mejora de las condiciones de vida de estos hermanos y para su acompañamiento, especialmente en la etapa delicada del diagnóstico, cuando aparecen los primeros síntomas”.

Francisco les animó a realizar ese trabajo “siempre con medios que no contribuyan a alimentar esa ‘cultura del descarte’ que a veces se insinúa también en el mundo de la investigación científica”.

“Algunas líneas de investigación, de hecho, utilizan embriones humanos provocando inevitablemente su destrucción. Pero sabemos que ningún fin, aunque en sí mismo sea noble, como la posibilidad de una utilidad para la ciencia, para otros seres humanos o para la sociedad, puede justificar la destrucción de embriones humanos”.

Esta enfermedad incurable es consecuencia de un trastorno cerebral genético cuyos síntomas incluyen movimientos involuntarios y degeneración cognitiva y mental. Muchas personas afectadas deciden ocultar su enfermedad por temor a la discriminación.

América Latina es el continente con mayor incidencia de este mal, hasta mil veces superior que en el resto del mundo.

Dignidad en la enfermedad

El Papa, en su discurso, tuvo palabras de comprensión y consuelo para los afectados por esta enfermedad. Ha reconocido el temor y la marginación con la que muchas veces tienen que vivir: “En muchos casos, los enfermos y sus familias han experimentado el drama de la vergüenza, del aislamiento, del abandono”.

“Pero hoy estamos aquí porque queremos decir a nosotros mismos y al mundo: ‘Hidden no more!’, ‘¡Nunca más oculta!’, ‘Mai più nascosta!’”, en referencia al lema, en inglés, español e italiano, de la asociación que ha coordinado este encuentro.

“No se trata simplemente de un eslogan, sino de un compromiso que todos debemos asumir”, señaló Francisco. Explicó que esas palabras “se derivan precisamente de la misma enseñanza de Jesús”.

Jesús, “durante su ministerio, se encontró con muchos enfermos, se hizo cargo de su sufrimiento, derribó los muros del estigma y de la marginación que a muchos de ellos les impedía sentirse respetados y queridos”.

“Para Jesús, la enfermedad nunca ha sido obstáculo para acercarse al hombre, sino todo lo contrario. Él nos ha enseñado que la persona humana es siempre valiosa, que tiene siempre una dignidad que nada ni nadie le puede quitar, ni siquiera la enfermedad. La fragilidad no es un mal. Y la enfermedad, que es expresión de la fragilidad, no puede y no debe llevarnos a olvidar el inmenso valor que siempre tenemos ante Dios”.

Por otro lado, afirmó que “también la enfermedad puede ser una oportunidad para el encuentro, la colaboración, la solidaridad. Los enfermos que se encontraban con Jesús quedaban regenerados sobre todo por esta toma de conciencia. Se sentían escuchados, respetados, amados”.

“Ninguno de vosotros se debe sentir nunca solo, ninguno se debe sentir una carga, ninguno debe sentir la necesidad de escapar. Vosotros sois valiosos para Dios, sois valiosos para la Iglesia”.

La importancia de la familia

A continuación, el Papa se dirigió a las familias de los enfermos: “padres, madres, esposos, esposas, hijos, hermanos y hermanas, que cada día, de manera silenciosa pero eficaz, acompañáis a vuestros familiares en este duro camino”.

“También para vosotros el camino se hace a veces cuesta arriba. Por eso os animo también a que no os sintáis solos; a que no cedáis a la tentación del sentimiento de vergüenza y de culpa”.

El Santo Padre destacó la importancia de la familia a la hora de enfrentar la enfermedad. “La familia es un lugar privilegiado de vida y dignidad, y podéis contribuir a crear esa red de solidaridad y de ayuda que sólo la familia es capaz de asegurar y a la que está llamada a vivir en primer lugar”.

A los médicos, personal sanitario y voluntarios que ayudan a las personas con la enfermedad de Huntington, les recordó que “el servicio de todos vosotros es muy valioso, porque la esperanza y el impulso de las familias que se confían a vosotros depende ciertamente de vuestro compromiso e iniciativa”.

Tras finalizar su discurso, el Papa Francisco se acercó al lugar donde se encontraban los enfermos y sus familias y los saludó uno a uno, les escuchó y les transmitió palabras de aliento.

lunes, 8 de mayo de 2017

SI UN SACERDOTE SE OLVIDA DE SU MADRE ES COMO SI ESTUVIESE HUÉRFANO


Si un sacerdote se olvida de su Madre es como si estuviese huérfano, dice el Papa
Por Álvaro de Juana
 Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa





VATICANO, 08 May. 17 / 06:40 am (ACI).- El Papa Francisco recibió en audiencia a la comunidad del Pontificio Colegio Portugués en Roma, a cuyos sacerdotes invitó a acudir a la Virgen María siempre que tengan necesidad.

Francisco pidió que tomen el ejemplo de la Virgen María, “que es vuestra Madre y os ama tanto”. “Dejaos mirar por Ella, para aprender a ser más humildes y también más valientes en seguir la Palabra de Dios”, alentó.

“La relación con la Virgen María nos ayuda a tener una buena relación con la Iglesia: las dos son madres”. “Hay que cultivar la relación filial con la Virgen porque, si esto falta, hay algo huérfano en el corazón”, añadió.

“A un sacerdote que se olvida de la Madre y sobre todo en los momentos de dificultad, le falta algo. Es como si estuviese huérfano, mientras en realidad no lo es. Se ha olvidado de su madre. Pero en los momentos difíciles el niño siempre va a la madre. Y la Palabra de Dios nos enseña a ser como niños en brazos de la madre”.

Francisco mencionó su próximo viaje a Portugal los días 12 y 13 de mayo: “El encuentro con la Virgen de los pastorcitos fue para ellos una experiencia de gracia que les hizo enamorarse de Jesús. Como tierna y buena maestra, María introduce a los pequeños videntes en el íntimo conocimiento del amor trinitario y los lleva a saborear a Dios como la realidad más hermosa de la existencia humana”.

El Papa los invitó también a “conocer y amar a Cristo buscando conformarse siempre más en Él, hasta el don total”. “Concretamente vosotros, queridos presbíteros, estáis llamados a progresar, sin cansaros, en vuestra formación cristiana y sacerdotal, pastoral y cultural”.

“Vuestra primera preocupación debe ser siempre la de crecer en el camino de la consagración sacerdotal, mediante la experiencia amorosa de Dios: un Dios cercano y fiel, como lo sintieron los beatos Francisco y Jacinta y la sierva de Dios Lucía”.

viernes, 5 de mayo de 2017

CONOCE LOS PORMENORES DE LA VISITA DEL PAPA FRANCISCO A FÁTIMA POR 100 AÑOS DE APARICIONES


El Papa en Fátima por 100 años de apariciones: Conoce los pormenores de la visita
Foto: Lucía Ballester / ACI Prensa



VATICANO, 05 May. 17 / 11:12 am (ACI).- El Papa Francisco visitará por primera vez Fátima el próximo viernes 12 de mayo con motivo del centenario de las apariciones de la Virgen a los tres pastorcitos. Además, el sábado 13 el Pontífice canonizará a dos de ellos, Jacinta y Francisco Marto; y saludará al sacerdote más anciano de Portugal que tiene 104 años de edad.

En la presentación del viaje, el Director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Greg Burke, subrayó que será la primera vez que Francisco estará en Portugal y, por tanto, también en Fátima.


“Es un viaje natural en el sentido de que es importante por los 100 años”, sin embargo, no es considerado simplemente un viaje, sino “peregrinaje apostólico, esa es la palabra clave en todo”. El lema de esta visita es: “Con María, peregrino en la esperanza y la paz”.

El Papa pronunciará los diferentes discursos y homilías en portugués. No será la primera vez que lo haga puesto que en la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro (Brasil) en 2013 ya empleó el portugués, aunque también utilizó el español.


Para la visita se han acreditado ya 2.000 periodistas de todo el mundo y 2.000 sacerdotes que participarán en las distintas celebraciones. Además, participarán 71 obispos, 8 cardenales y 432 voluntarios.

El Papa llegará a Portugal el viernes 12 de mayo a las 16:20 (hora local). Aterrizará en la base aérea de Monte Real, la misma que usó en 1967 Pablo VI. Luego rezará brevemente en la Capilla de la base aérea, desde donde se trasladará en helicóptero a Fátima.

A las 18:15 visitará Capilla de las Apariciones, frente a la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, y bendecirá las velas de la Capilla.

Allí realizará una oración privada e impartirá “una sencilla bendición” a la gente reunida en la plaza.

Francisco volverá después a la Capilla de las Apariciones tras la cena para participar en la Vigilia de las Velas, uno de los momentos más importantes para todo peregrino que acude al Santuario.

El Papa también rezará el Rosario delante de la imagen de la Virgen y ofrecerá un segundo discurso.

Tras el rezo del Rosario, Francisco volverá a su residencia y el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, celebrará Misa en la Vigilia.


El sábado 13 de mayo a las 9:10, el Pontífice se reunirá con el Primer Ministro de Portugal. Más tarde, a las 9:40, visitará la Basílica, donde tendrá lugar un emotivo encuentro: saludará al sacerdote más anciano de Portugal.

A continuación, rezará ante las tumbas de Francisco y Jacinta Martos y después celebrará la Misa con el rito de Canonización de ambos pastorcitos, ceremonia en la que participará cerca de un millón de personas.

Al término de la misma, el Papa se encontrará y bendecirá a los enfermos.

martes, 2 de mayo de 2017

PAPA FRANCISCO PIDE ABRIR LOS CORAZONES Y NO SER OBSTINADOS COMO LOS PAGANOS


Papa Francisco pide abrir los corazones y no ser obstinados como los paganos
Por Miguel Pérez Pichel
/ Foto: L'Osservatore Romano





VATICANO, 02 May. 17 / 05:37 am (ACI).- En la homilía pronunciada en la Casa Santa Marta, en el Vaticano, el Papa Francisco animó a “tener el corazón abierto para que el Espíritu Santo actúe en él” y no ser “obstinados” como los que lapidaron a San Esteban.

A partir del martirio de San Esteban, narrado en la Primera Lectura, el Santo Padre trazó su homilía sobre el testimonio de obediencia que todo cristiano debe ofrecer.


Para poder dar ese testimonio, es necesario tener el corazón abierto. Los corazones cerrados “hacen sufrir mucho a la Iglesia: los corazones cerrados, los corazones de piedra, los corazones que no quieren abrirse, que no quieren escuchar, los corazones que solo conocen el lenguaje de la condena. Están condenados. No saben decir: ‘Pero explícame, ¿por qué dices esto?’. No, están cerrado. Lo saben todo. No necesitan ninguna explicación”.

Francisco señaló lo acertadas de las palabras que San Esteban dedica a los que le apedrearon: “obstinados, incircuncisos de corazón y de oídos”, y recordó que era como llamarles “paganos” porque tenían “el corazón cerrado y duro”, un corazón “en el que no podía entrar el Espíritu Santo”.

Para el Papa en un corazón cerrado “no hay sitio para el Espíritu Santo. En cambio, la Lectura de hoy nos dice que Esteban, lleno del Espíritu Santo, lo había comprendido todo: era testimonio de la obediencia al Verbo hecho carne, y esto lo hace el Espíritu Santo. Estaba lleno del Espíritu Santo. Un corazón cerrado, un corazón obstinado, un corazón pagano no deja entrar al Espíritu y se siente suficiente en sí mismo”.

También puso el ejemplo de los discípulos de Emaús. Jesús les llama “insensatos”, una expresión que no es tan dura como la empleada por Esteban, pero que tampoco es una alabanza, explicó el Pontífice. Los discípulos de Emaús “no habían entendido. Estaban asustados porque no querían problemas, pero eran buenos y estaban abiertos a la verdad”.

Por eso, indicó el Obispo de Roma, “cuando Jesús les reprocha dejan que sus palabras entren en ellos y sus corazones se calientan, a diferencia de los corazones de los que lapidaron a Esteban, que permanecían encolerizados, no querían escuchar”.

El Papa destacó la ternura con la que Jesús explica las escrituras a los discípulos camino de Emaús. “Y hoy miramos esa ternura de Jesús, el testimonio de la obediencia, el Gran Testimonio, Jesús, que ha dado la vida y nos hace ver la ternura de Dios hacia nosotros, pecadores, hacia nuestra debilidad”.

Y concluyó con una petición: “Entremos en ese diálogo y pidamos la gracia de que el Señor ablande un poco nuestros duros corazones y de la gente que permanece siempre cerrada en la Ley y que condena todo aquello que está fuera de la Ley”.

“Porque no saben que el Verbo se ha hecho carne, que el Verbo es testimonio de obediencia. No saben que la ternura de Dios es capaz de quitar un corazón de piedra y colocar, en su lugar, uno de carne”, afirmó.

Lectura comentada por el Papa Francisco:

Hechos 7:51--8:1

51 «¡Duros de cerviz, incircuncisos de corazón y de oídos! ¡Vosotros siempre resistís al Espíritu Santo! ¡Como vuestros padres, así vosotros!

52 ¿A qué profeta no persiguieron vuestros padres? Ellos mataron a los que anunciaban de antemano la venida del Justo, de aquel a quien vosotros ahora habéis traicionado y asesinado;

53 vosotros que recibisteis la Ley por mediación de ángeles y no la habéis guardado.»

54 Al oír esto, sus corazones se consumían de rabia y rechinaban sus dientes contra él.

55 Pero él, lleno del Espíritu Santo, miró fijamente al cielo y vio la gloria de Dios y a Jesús que estaba en pie a la diestra de Dios;

56 y dijo: «Estoy viendo los cielos abiertos y al Hijo del hombre que está en pie a la diestra de Dios.»

57 Entonces, gritando fuertemente, se taparon sus oídos y se precipitaron todos a una sobre él;

58 le echaron fuera de la ciudad y empezaron a apedrearle. Los testigos pusieron sus vestidos a los pies de un joven llamado Saulo.

59 Mientras le apedreaban, Esteban hacía esta invocación: «Señor Jesús, recibe mi espíritu.»

60 Después dobló las rodillas y dijo con fuerte voz: «Señor, no les tengas en cuenta este pecado.» Y diciendo esto, se durmió.

1 Saulo aprobaba su muerte. Aquel día se desató una gran persecución contra la Iglesia de Jerusalén. Todos, a excepción de los apóstoles, se dispersaron por las regiones de Judea y Samaria.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...